Ejercicios espirituales

Abramos la puerta

Diciembre 2012 | Publicado en Ejercicios espirituales

El tema de este ejercicio espiritual es la obra más famosa del pintor británico William Holman Hunt (1827–1910): La luz del mundo.

La solitaria figura que se observa en este cuadro es Jesús. Se lo ve resucitado, vestido con una túnica blanca, coronado de espinas y bañado por la luz. Jesús fue mucho más que un buen hombre o un sabio maestro: fue la encarnación de Dios.

«De tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a Su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna»1.

Asombro y agradecimiento

Noviembre 2012 | Publicado en Ejercicios espirituales

Imagínate a un niño pequeño con un regalo de cumpleaños o de Navidad. El niño rompe emocionadamente el envoltorio para descubrir lo que hay dentro. Tiene los ojos abiertos de par en par y da un chillido de alegría al ver el juguete nuevo. Seguidamente se pone a empujar su camioncito por la habitación. O imagínate a una niña que abraza la muñeca de cabellos dorados que le acaban de regalar.

Esa misma capacidad de asombro y agradecimiento se pone de manifiesto al leer los Salmos:

El cielo nocturno

Octubre 2012 | Publicado en Ejercicios espirituales

«Dos cosas me llenan el ánimo de una admiración y un respeto siempre crecientes cuanto más y más aplicadamente reflexiono sobre ellas: sobre mí, el cielo estrellado; dentro de mí, la ley moral».  Immanuel Kant1

Este ejercicio se puede practicar al atardecer o en la noche, particularmente cuando el cielo esté despejado, tachonado de estrellas, o cuando la luna se vea con claridad. Recomiendo hacerlo al aire libre; si no, puede ser junto a una ventana con vista al exterior.

Ver claro

Septiembre 2012 | Publicado en Ejercicios espirituales

La vida está llena de ajetreo,tareas y obligaciones relacionadas con el trabajo, los estudios, la familia, los amigos o el hogar. Los momentos se convierten en horas, que a su vez se vuelven días, semanas y años. Da la impresión de que hay un flujo infinito de cosas que debemos hacer. Una buena mañana te despiertas y te sientes perdido. ¿Hacia dónde vas? Es difícil conservar el sentido de la orientación cuando se nos ha nublado la vista.

Este ejercicio espiritual puede aclarar tu visión. Siéntate en un lugar tranquilo y sigue el relato de la curación del ciego de Betsaida1:

¿Oraciones breves o largas?

Agosto 2012 | Publicado en Ejercicios espirituales

Entre las oraciones de la Biblia hay desde largas rogativas —como la oración consagratoria de 1.000 palabras de Salomón1 y la oración de 1.200 palabras del libro de Nehemías2 (la más larga de la Biblia)— hasta la breve oración de Pedro —«Señor, sálvame»— cuando estaba en riesgo de ahogarse3. Es evidente que la brevedad de la súplica de Pedro no fue un impedimento para que Jesús le respondiera, pues en efecto lo rescató. Muchas oraciones de la Biblia, aunque no tan cortas como la de Pedro, siguen siendo bastante breves. Incluso el padrenuestro tiene solo alrededor de 70 palabras, dependiendo de la traducción4.

La semilla de la fe

Mayo 2012 | Publicado en Ejercicios espirituales

Cuando el apóstol Tomás dudó que Jesús hubiera resucitado y que los otros discípulos lo hubieran visto y hubieran hablado con Él (Juan 20:25), para convencerlo fue necesario que él mismo viera al Salvador y tocase los orificios que habían dejado los clavos en Sus manos y pies. Ahora bien, concesiones de ese tipo son escasas en la senda de la fe. Parece que con más frecuencia Dios quiere que creamos sin haber visto, a cambio de lo cual recibiremos grandes bendiciones (Juan 20:29).

Dar gracias a Dios por cada estación

Abril 2012 | Publicado en Ejercicios espirituales

¿Disfrutas de los paseos primaverales por campos de flores silvestres, de los días estivales de ocio en la playa o junto a una piscina, de los colores intensos y los aromas profundos del otoño, de los vastos paraísos invernales y los deportes que en ellos se practican? Paisajes de montaña, pampas y grandes espacios abiertos, espesos bosques, misteriosos mundos submarinos… Dios es quien lo hizo todo posible, desde lo infinitesimal hasta lo infinito.

Vencer la oscuridad

Febrero 2012 | Publicado en Ejercicios espirituales

Tener miedo es como estar atrapado en una pequeña habitación oscura. La oscuridad puede ser tan densa que a veces uno llega a sentirse oprimido. Aunque extiendes las manos y palpas, no encuentras la salida. Sin embargo, todo cambia cuando das con el interruptor de la luz y la enciendes. Hasta una tenue luz te permite orientarte y ver la salida.

En momentos de temor y desasosiego no es aconsejable hacer de cuenta que el miedo va a desaparecer si lo ignoras. Es preciso repelerlo. Tienes que encontrar la salida.

<Page 2 of 7>
Copyright 2021 © Activated. All rights reserved.