Alegría

La fuente de la alegría

Junio 2010 | Publicado en Salvación eterna

Cuando me aceptas en tu vida y empiezas a conocerme, te lleno de una felicidad intensa y profunda. Es lo que el apóstol Pedro describió como un «gozo inefable y glorioso» (1 Pedro 1:8).

Al morir en la cruz expié los pecados del mundo, entre ellos todas las injusticias y errores que alguna vez cometiste. A consecuencia de ello, quienquiera que crea en Mí y me acepte vivirá para siempre. Eso se aplica también a ti.

Con la vista en el Cielo

Abril 2010 | Publicado en Ejercicios espirituales

El undécimo capítulo de la epístola de San Pablo a los Hebreos nos entrega una relación de héroes y heroínas de la fe. Algo que aquellos hombres y mujeres tenían en común es que «esperaban la ciudad que tiene fundamentos, cuyo arquitecto y constructor es Dios» (Hebreos 11:10). Es decir, no tenían los ojos puestos en las circunstancias inmediatas, sino en la recompensa celestial, lo cual les permitió resistir las pruebas y tribulaciones que sufrieron (Hebreos 11:26,35).

Eso tiene aplicaciones prácticas para nosotros. Es fácil que nos enredemos tanto en los afanes de la vida cotidiana que perdamos de vista lo que nos espera al final del camino. 

Te imagino en el Cielo

Abril 2010 | Publicado en El Cielo

Esta tarde, mientras recorría los caminos que serpentean por los cerros que hay detrás de mi casa, me acordé de que la semana que viene se cumplirán cinco años desde la última vez que te vi, desde que nos dejaste. Inicialmente pensar en eso me entristeció, pero de golpe lo vi desde otra perspectiva. Cinco años en el Cielo. Llevas cinco años en el Cielo. ¡Debe de ser sensacional!

Al doblar una curva me topé con una magnífica puesta de sol. El cielo parecía una acuarela de matices rosados y azules. Por la cercanía de los monzones, grises nubarrones habían estado todo el día alternándose, a veces de repente, con cielos despejados, realzando todavía más la belleza del paisaje.

Lágrimas en el Cielo

Abril 2010 | Publicado en El Cielo

La Biblia no dice que no vaya a haber lágrimas en el Cielo. Cuando lleguemos allá y nos veamos cara a cara con el Señor, todos derramaremos unas cuantas por las oportunidades que desaprovechamos, los errores que cometimos y las personas con las que habríamos querido ser más amorosos y considerados. Todos tendremos algo de qué lamentarnos o avergonzarnos.

Pero el Señor es tan magnánimo que dice que secará todas esas lágrimas. «Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos» (Apocalipsis 21:4).

Circunstancias

Agosto 2009 | Publicado en Perspectiva

Cuando estés metido en una situación que no te guste y no le veas salida, te sorprenderá lo eficaz que puede ser un poco de optimismo. Es muy natural, en casos así, fijarse en todo lo que anda mal, recordar las veces en que te iba mejor o fijarte en las personas que en ese momento parecen estar en una situación más favorable; pero así no serás feliz. Si quieres ser feliz, tienes que resolver que vas a estar agradecido por lo que tienes en vez de obsesionarte con lo que te falta.

Año tras año, día tras día

Julio 2009 | Publicado en Etapas

Alguien me preguntó el otro día: «¿Por qué haces referencia a tu edad con tanta frecuencia?» Es que me parece maravilloso que Dios me haya guardado a lo largo de tantos años. Lo anunciaré una vez más: «Tengo 80 años» [en 1966].

Yo que tú no le tendría miedo a la vejez. Algunas personas piensan que no trae más que inconvenientes y achaques. Algo de eso hay, naturalmente. Sin embargo, puede ser también una aventura maravillosa, sobre todo para quienes han cultivado su relación con Jesús. Sin Él, me imagino que mi vida habría sido monótona y llena de desilusiones y fracasos. Conozco a mucha gente así, personas angustiadas por una sensación de vacuidad y de intrascendencia porque carecen de fe y no tienen una relación viva con un Jesús vivo.

Seamos positivos

Febrero 2009 | Publicado en Perspectiva

El optimista ve una oportunidad en toda calamidad; el pesimista, una calamidad en toda oportunidad.
Winston Churchill

*

Aunque sepamos que todo tiene dos lados, limitémonos a mirar el positivo.
Mahatma Gandhi

El ciclo de las sonrisas

Julio 2008 | Publicado en Ejercicios espirituales

Durante muchos años, David Berg y su esposa María tuvieron la costumbre de hacer diariamente una caminata a paso ligero para mantenerse en forma. Por una época, siempre se topaban con un hombre mayor. Con el tiempo averiguaron que era solterón y se llamaba Feliciano. Claro que de feliz no tenía nada. «Tenía la cara más amargada del mundo —recordaba Berg años después—. Siempre andaba muy bien vestido, de traje, y al parecer era alguien importante en la ciudad; pero caminaba con las manos a la espalda, mirando fijamente el suelo. Cuando María o yo le saludábamos o sonreíamos, enseguida miraba para otra parte. Tanto queríamos cambiar su mueca en una sonrisa que nos propusimos no cejar hasta conseguirlo. Nos tomó dos años… hasta que un día por fin nos devolvió la mirada. Desde aquel momento, Feliciano cambió completamente de semblante y de actitud».

Rebosante de alegría

Abril 2008 | Publicado en Ejercicios espirituales

«El gozo del Señor es vuestra fuerza» (Nehemías 8:10).

La alegría y la alabanza —con las que manifestamos gratitud a Dios por Su bondad— están estrechamente ligadas. Cuando le agradecemos a Dios los favores que nos concede, nuestros problemas y preocupaciones pasan a un segundo plano. Al concentrarnos en las cosas buenas que Dios ha puesto en nuestra vida, adoptamos una actitud mental positiva. Pruébalo; verás que te sentirás más feliz. Y si insistes en ello, tu felicidad irá aumentando. Cuando albergamos esa alegría en nuestro corazón, los problemas y las preocupaciones no nos abaten tan fácilmente; nuestro espíritu se fortalece y cobra aliento.

La vida es una travesía...

Abril 2008 | Publicado en Estudios bíblicos

...Disfruta de ella viajando a la velocidad que marca Dios.

Dios nos ha dado un plan muy claro para llevar una vida sana.

Deuteronomio 10:12: Ahora, pues, Israel, ¿qué pide el Señor tu Dios de ti, sino que temas al Señor tu Dios, que andes en todos Sus caminos, y que lo ames, y sirvas al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma.

<Page 7 of 8>
Copyright 2019 © Activated. All rights reserved.