Alegría

Seamos positivos

Febrero 2009 | Publicado en Perspectiva

El optimista ve una oportunidad en toda calamidad; el pesimista, una calamidad en toda oportunidad.
Winston Churchill

*

Aunque sepamos que todo tiene dos lados, limitémonos a mirar el positivo.
Mahatma Gandhi

El ciclo de las sonrisas

Julio 2008 | Publicado en Ejercicios espirituales

Durante muchos años, David Berg y su esposa María tuvieron la costumbre de hacer diariamente una caminata a paso ligero para mantenerse en forma. Por una época, siempre se topaban con un hombre mayor. Con el tiempo averiguaron que era solterón y se llamaba Feliciano. Claro que de feliz no tenía nada. «Tenía la cara más amargada del mundo —recordaba Berg años después—. Siempre andaba muy bien vestido, de traje, y al parecer era alguien importante en la ciudad; pero caminaba con las manos a la espalda, mirando fijamente el suelo. Cuando María o yo le saludábamos o sonreíamos, enseguida miraba para otra parte. Tanto queríamos cambiar su mueca en una sonrisa que nos propusimos no cejar hasta conseguirlo. Nos tomó dos años… hasta que un día por fin nos devolvió la mirada. Desde aquel momento, Feliciano cambió completamente de semblante y de actitud».

La vida es una travesía...

Abril 2008 | Publicado en Estudios bíblicos

...Disfruta de ella viajando a la velocidad que marca Dios.

Dios nos ha dado un plan muy claro para llevar una vida sana.

Deuteronomio 10:12: Ahora, pues, Israel, ¿qué pide el Señor tu Dios de ti, sino que temas al Señor tu Dios, que andes en todos Sus caminos, y que lo ames, y sirvas al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma.

Rebosante de alegría

Abril 2008 | Publicado en Ejercicios espirituales

«El gozo del Señor es vuestra fuerza» (Nehemías 8:10).

La alegría y la alabanza —con las que manifestamos gratitud a Dios por Su bondad— están estrechamente ligadas. Cuando le agradecemos a Dios los favores que nos concede, nuestros problemas y preocupaciones pasan a un segundo plano. Al concentrarnos en las cosas buenas que Dios ha puesto en nuestra vida, adoptamos una actitud mental positiva. Pruébalo; verás que te sentirás más feliz. Y si insistes en ello, tu felicidad irá aumentando. Cuando albergamos esa alegría en nuestro corazón, los problemas y las preocupaciones no nos abaten tan fácilmente; nuestro espíritu se fortalece y cobra aliento.

Felicidad con humildad

Noviembre 2006 | Publicado en Desarrollo personal

El orgullo es uno de esos rasgos de la personalidad que pueden favorecernos o perjudicarnos. Todo depende de la clase de orgullo que sea. Por el lado positivo, el orgullo es señal de una sana autoestima, considerada importante para nuestra felicidad. Por ejemplo, nos produce satisfacción el hacer bien una labor; o nos anima a seguir por la buena senda el que alguien nos exprese que está orgulloso de nosotros por nuestras buenas cualidades o por una situación en la que obramos bien. En su sentido negativo, el orgullo en muchos casos denota una actitud injustificada o exagerada de superioridad. Muy posiblemente la mayoría de nuestros problemas se deben a esa clase de orgullo.

El espejo

Octubre 2006 | Publicado en Autoestima

Era una mañana ideal, de esas que lo invitan a uno a salir para inhalar la fragancia del rocío fresco y bañarse en el esplendor de los primeros rayos del sol. Sin embargo, apenas si miré por la ventana. Hice caso omiso de aquella imagen de perfección y me dirigí raudamente al espejo. No me gustó lo que vi en él.

Felicidad y alegría

Marzo 2006 | Publicado en Estudios bíblicos

La felicidad verdadera es un regalo de Dios.

Eclesiastés 2:26a: Porque al hombre que le agrada, Dios le da sabiduría, ciencia y gozo.

Romanos 14:17: Porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo.

Romanos 15:13: Y el Dios de esperanza os llene de todo gozo y paz en el creer, para que abundéis en esperanza por el poder del Espíritu Santo.

Irradiar alegría

Marzo 2006 | Publicado en Gratitud

Pregunta: Desde que conocí a Jesús me he sentido más feliz que nunca. Sin embargo, mi vida aún no es perfecta, y a veces me deprimo. Mis amigos tratan de levantarme el ánimo y me dicen que ponga «al mal tiempo, buena cara»; pero ¿por qué habría de sonreír y fingir alegría cuando no me sale de dentro? ¿No es eso ser hipócrita?

Aleluya por la alegría

Marzo 2006 | Publicado en Gratitud

En ciertas confesiones cristianas, así como en otras religiones, cuanto más tristes y pesarosos están los devotos, más religiosos se supone que son. En cambio, para los cristianos que han nacido de nuevo es todo lo contrario. Uno de los indicios de espiritualidad o religiosidad de un cristiano es la felicidad de que goza y que manifiesta.

<Page 8 of 8>
Copyright 2020 © Activated. All rights reserved.