Amor

Amarnos los unos a los otros

Agosto 2007 | Publicado en Estudios bíblicos

Dios nos ama, y nosotros debemos amarnos unos a otros.

Juan 13:34: Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como Yo os he amado, que también os améis unos a otros.

Efesios 5:2: Y andad en amor, como también Cristo nos amó.

1 Juan 4:7: Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios.

Los hijos hacen aflorar lo mejor en nosotros

Mayo 2007 | Publicado en Los padres

Ahora que mi hija se apresta a tener su primer hijo, se me ha confirmado algo que he sabido desde hace años: la maternidad —y la paternidad— hacen aflorar nuestras mejoras cualidades. Los nuevos padres sienten enseguida el impacto emocional y físico de la llegada del nene: los lazos de amor que se establecen nada más nacer la criatura y que se consolidan día a día; el sueño interrumpido y otros reajustes de horarios y prioridades. Se dan también, sin embargo, otros cambios más sutiles que los demás suelen ser los primeros en advertir: ese halo que rodea a los nuevos padres y que Dios reserva para ellos; y esa madurez que se alcanza a consecuencia de los sacrificios y esfuerzos realizados para satisfacer las necesidades del recién nacido.

Enseñar a los niños a ser considerados

Mayo 2007 | Publicado en Desarrollo

Una cosa que los niños hacen continuamente es discutir entre sí. Muchas veces es más bien contradecirse, casi por el gusto de llevar la contraria. En muchos casos lo hacen para demostrar su superioridad, para que se vea que el otro está equivocado y quedar ellos bien. Los niños caen en eso prácticamente a cada momento.

Por eso es preciso enseñarles que está mal creerse superiores y rebajar a los demás. Puede que en algunos casos tengan razón: a lo mejor su punto de vista es acertado. Generalmente se enzarzan en una discusión porque creen que tienen razón. El caso es que, tengan razón o no, deben aprender que está mal discutir.

El arranque del día

Mayo 2007 | Publicado en Amor y amistad

Un modo espléndido de ayudar a tus seres queridos a empezar bien el día es manifestarles amor a primera hora. Me dirás que eso no es tan fácil cuando apenas estás despertándote. Sin embargo, si le pides a Dios que te dé ese empujoncito que necesitas y haces un esfuerzo de tu parte, creo que te llevarás una agradable sorpresa.

Lecciones de amor

Febrero 2007 | Publicado en En el trabajo

Hace unos años pasé por una temporada en la que me enfrasqué de lleno en mi trabajo, más que nunca. La mayoría de mis colaboradores estaban de viaje, asistiendo a unas reuniones bastante extensas, así que tenía tiempo de sobra para mí misma y trabajaba prácticamente desde que me levantaba hasta que me acostaba.

Dos cualidades inseparables

Noviembre 2006 | Publicado en Amor y amistad

Es incuestionable que la humildad es parte esencial del amor. Hace falta humildad para ser afectuoso y recibir afecto. Si quieres enamorarte y quieres que te amen de verdad, necesitas humildad para renunciar a tu orgullo y aceptar ese amor.

Eso se aplica también a nuestra relación con el Señor. Al entender que Dios nos ama tanto que envió a Jesús, Su único Hijo, para que muriera por nosotros, debemos aceptar humildemente Su amor. Aceptar la salvación es una experiencia de humildad. Además de recibir perdón, quienes adoptan una actitud humilde reciben una infusión de amor que rebasa todas sus expectativas. En cambio, los que son muy orgullosos se pierden ambas cosas, pues «Dios resiste a los soberbios y da gracia a los humildes» (Santiago 4:6).

Servíos con amor los unos a los otros

Noviembre 2006 | Publicado en Amor y amistad

«Servíos con amor los unos a los otros» (Gálatas 5:13) es una frase muy interesante, sobre todo si se considera que el verbo servir en este versículo es traducción del griego douleuo, que significa ser esclavo. De modo que servirnos con amor unos a otros implica ser esclavos unos de otros por amor, someternos unos a otros y obedecernos unos a otros, hacer lo que nos diga otra persona y hacerlo con amor.

¡Amor, amor y más amor!

Agosto 2006 | Publicado en Amor y amistad

Paráfrasis de 1 Corintios 13, el capítulo del amor

«El amor es sufrido, es benigno». En otras palabras, cuando te han probado la paciencia, te han difamado o han hablado mal de ti, sigues siendo amable y te muestras dispuesto a perdonar.

«El amor no tiene envidia». No envidia la felicidad ajena, la buena suerte de los demás. No les desea los males que uno sufre. Al contrario, se alegra cuando les sonríe la fortuna.

Expresarse con amor

Agosto 2006 | Publicado en Principios generales

Un mismo alimento puede saber muy distinto según cómo se cocine. Existen cientos de formas de guisar las papas, por ejemplo. Hay comidas que me gustan preparadas de cierta manera, y que de otras maneras no me apetecen nada. Es muy diferente comerse una fruta o verdura cruda que comérsela cocinada.

El amor en acción

Junio 2006 | Publicado en Altruismo

Si tienes  amor de verdad, no puedes presenciar impasiblemente una situación de necesidad. No puedes pasar con indiferencia junto al pobre hombre del camino de Jericó. Te sientes impulsado a actuar, como hizo el buen samaritano.

No basta con decir: «¡Lo siento mucho, qué pena!» La compasión debe manifestarse en hechos. Esa es la diferencia entre la lástima y la compasión: la lástima es pasiva, un sentimiento de pena nada más; la compasión, en cambio, es activa y traduce esa pena en una acción.

<Page 15 of 16>
Copyright 2020 © Activated. All rights reserved.