Cambio

Estamos en obras

Septiembre 2009 | Publicado en Desarrollo personal

Un letrero en grandes letras rojas nos miraba fijamente mientras avanzábamos a duras penas por el denso tráfico, maniobrando entre baches y cunetas de grava que habían convertido el otrora pavimento liso en una pista para carreras de obstáculos. «ESTAMOS EN OBRAS. DISCULPE LA MOLESTIA», decía. Desde que se había iniciado una obra de ampliación vial varios meses antes, el ruido, la tierra, los obreros sudorosos y las calles congestionadas habían pasado a formar parte de nuestra realidad cotidiana. El tráfico siempre había sido muy pesado en aquel tumultuoso sector de Bangkok. Pero con las obras tenía visos de pesadilla.

Bienvenido a Parkville

Agosto 2009 | Publicado en Adolescencia

Emily Nash es una norteamericana que emplea el arte y el teatro como terapia. Asistí a un seminario suyo en el que relató su experiencia en un centro de tratamiento de niños y jóvenes afectados por diversos traumas.

Los muchachos que asistían a su clase muchas veces se mostraban belicosos, propensos a conductas destructivas y a infligirse daño a sí mismos. Eran además incapaces de confiar en la gente mayor y en sus mismos compañeros. Casi todos tenían un historial de graves abusos y abandono emocional.

Cambia el mundo

Junio 2009 | Publicado en Comunicar nuestra fe

Allá por 1913, un joven de unos veinte años recorrió a pie la Provenza, región del sur de Francia. En aquel tiempo esa comarca estaba muy yerma y abandonada. Había quedado poco menos que devastada por la explotación forestal y agrícola desmedida. Por carecer de árboles que lo asentaran, el suelo había sido desgastado por las lluvias. Toda la zona se había tornado árida y estéril.

Debido al mal estado del terreno ya no se cultivaba mucho allí. Los pueblos se hallaban en estado decadente y ruinoso, y casi todos los aldeanos se habían marchado. Hasta la fauna había emigrado ante la falta de árboles que casi había hecho desaparecer la maleza. Los recursos alimenticios eran escasos, y quedaban muy pocos arroyos.

Renovación interior

Abril 2009 | Publicado en Ejercicios espirituales

«Si alguno está en Cristo—dice la Biblia—, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas»1. Esa transformación comienza en el momento en que invitamos a Jesús a entrar en nuestro corazón y formar parte de nuestra vida. Sin embargo, toma bastante más tiempo entrar en Jesús, es decir, sumirse completamente en Él y cimentar bien la fe2. Cuanto más lo hacemos, más vamos dejando atrás nuestros viejos hábitos y formas de pensar, con lo que en efecto todas las cosas «son hechas nuevas».

¿Qué mejor momento que la Pascua, la celebración de la resurrección, para renovarse espiritualmente?

Resoluciones

Enero 2009 | Publicado en Año Nuevo

Pregunta: A principios de cada año me propongo ciertas cosas para sacarle más provecho a la vida. Pero por muy bien que empiece, no logro mantener el impulso inicial. ¿Qué puedo hacer para seguir firme en mis propósitos y conseguir los resultados que anhelo?

Respuesta: Eso nos ha pasado a todos. Resulta doloroso darnos cuenta de que no estamos haciendo los progresos deseados en aquellos aspectos en que sabemos que debemos mejorar. Por mucho que lo intentemos y por muchas determinaciones que tomemos, a veces simplemente no logramos superar nuestros malos hábitos ni cultivar otros buenos. Eso puede resultar tan descorazonador y decepcionante que a la larga perdemos fe en nuestra capacidad de cambio. Puesto que ya lo intentamos y fracasamos, concluimos que lo mejor es darnos por vencidos.

El águila encadenada

Enero 2008 | Publicado en Desarrollo personal

Muchas personas se proponen hacer esto o aquello, cambiar tal o cual cosa, superar algún vicio o cultivar una buena costumbre. A veces lo consiguen; con frecuencia no. ¿Será porque muchos nos parecemos al ave de la siguiente anécdota?

Un hombre tenía un águila que durante muchos años mantuvo encadenada a una estaca. Todos los días el ave caminaba incesantemente alrededor de aquel palo, tanto es así que con el tiempo hizo un surco en el suelo. Cuando el águila empezó a hacerse vieja, el amo sintió lástima de ella y decidió soltarla; así, pues, le quitó la argolla de metal que la sujetaba por una pata y la lanzó al aire. El ave quedó libre, pero ya no sabía volar. Aleteó un poco, cayó al suelo, se dirigió otra vez a su surco y se puso a caminar en redondo tal como lo había hecho día a día a lo largo de los años. Nada la ataba, ningún grillete, ninguna cadena, sólo la fuerza de la costumbre.

El poder transformador de la oración meditativa

Julio 2007 | Publicado en Oración

«Dios halla formas de comunicarse con quienes lo buscan diligentemente —escribió Philip Yancey, célebre periodista y autor de obras cristianas—, sobre todo cuando bajamos el volumen de las interferencias que saturan el entorno». Cerca de 300 años antes, Isaac Newton hizo el mismo descubrimiento, que explicó de la siguiente manera: «Tomo mi telescopio y observo en el espacio cuerpos celestes que se encuentran a millones de kilómetros de distancia. No obstante, puedo dejar a un lado mi telescopio, retirarme a mi alcoba y, en oración ferviente, acercarme más a Dios y al Cielo que si contara con todos los telescopios y agentes materiales que hay en la Tierra».

<Page 7 of 7>
Copyright 2019 © Activated. All rights reserved.