Desarrollo personal

Salud y estado físico

Octubre 2019 | Publicado en Salud

Nuestro cuerpo es el templo del Espíritu Santo.1 Dios nos ha encargado que cuidemos bien de él y que en ello seamos constantes. Jesús pagó el máximo precio para hacernos Suyos. Debemos, pues, demostrarle nuestra gratitud invirtiendo en nuestra salud. Cuidar bien de nuestro cuerpo y resguardar nuestra salud es consecuencia natural de amarnos a nosotros mismos y valorar el don de la vida que Dios nos ha proporcionado.

Hallar el equilibrio

Octubre 2019 | Publicado en Desarrollo personal

Al comienzo del año decidí que iba a vivir más saludablemente. Ya sabes... hacer más ejercicio, comer más sano y hasta bajar un par de kilos.

Entrada → Salida

Agosto 2019 | Publicado en Desarrollo personal

En informática y en matemáticas, basura que entra, basura que sale describe el concepto de que el ingreso o introducción de datos deficientes o disparatados produce el egreso de datos igualmente disparatados, o sea basura. Es decir que una información que desde un principio es imprecisa o defectuosa inevitablemente conduce a resultados imprecisos y defectuosos.

Una fe revitalizada

Agosto 2019 | Publicado en Descubrir a Jesús

Yo me crié en un hogar cristiano, con padres cristianos muy entregados a su labor. Orábamos antes de salir, cuando nos subíamos al auto, antes de cocinar, antes de empezar nuestros quehaceres y, por supuesto, antes de dormir. Los estantes de libros estaban llenos de obras devocionales y biblias para niños y en las tardes veíamos dibujos animados de la Biblia.

Corazón intrépido

Agosto 2019 | Publicado en Desarrollo personal

Recuerdo que de niña memoricé el capítulo 11 de Hebreos, que detallaba varias formas espantosas de morir: «Fueron apedreados, aserrados, puestos a prueba, muertos a filo de espada. Anduvieron de acá para allá cubiertos de pieles de ovejas y de cabras, pobres, angustiados, maltratados. Estos hombres, de los cuales el mundo no era digno, anduvieron errantes por los desiertos, por los montes, por las cuevas y por las cavernas de la tierra.»1

¿Cuál es tu fuente?

Agosto 2019 | Publicado en Entretenimiento

¿Alguna vez han puesto un tallo de apio en agua con colorante? El apio empieza a cambiar de color a medida que absorbe el agua por el tallo. Tarda unos días apreciar el cambio, pero con el tiempo el tallo del apio toma el color del agua. Con esa misma facilidad el apio absorbe venenos y pesticidas que pululan en el aire y en la tierra.

Halterofilia espiritual

Julio 2019 | Publicado en Vivencias

Uno de mis ejercicios favoritos es la halterofilia (levantamiento de pesas). No me dedico al fisicoculturismo; simplemente lo hago para tonificarme y mantenerme en forma. Además me resulta interesante cuánto se parece la halterofilia a nuestro crecimiento espiritual.

El árbol

Julio 2019 | Publicado en Desarrollo personal

Viví en una aldea de Tanzania en la que había un viejo árbol de aguacate (palto) que era el tesoro del lugar. Creció en medio del pueblo y sus frutos estaban al alcance de cualquiera de los aldeanos, que lo protegían y cuidaban, dado que para algunos de ellos la fruta que producía constituía la mayor parte de su alimentación diaria.

El formador del carácter

Julio 2019 | Publicado en Desarrollo personal

El gran evangelizador norteamericano Dwight L. Moody definía, con apabullante brevedad, la integridad y fortaleza de carácter: carácter es lo que eres en la oscuridad.

En calidad de cristianos todos queremos crecer en madurez espiritual y semejanza con Cristo. Aspiramos a ser todo lo que podamos llegar a ser con la ayuda de Él, a dejar a un lado el pecado y lo que somos en nuestros peores momentos, y sustituir esa conducta por otra que demuestre los frutos del Espíritu, entre ellos amor, bondad, benignidad y dominio propio.1

El carácter cristiano

Julio 2019 | Publicado en Desarrollo personal

Un factor clave para llegar a ser como Jesús consiste en cultivar un carácter a tono con Dios. El presente artículo se centrará en los rasgos que, según la Escritura, cada creyente debe emular y que son los que nos llevan a adquirir una semejanza con Cristo. Esas cualidades o rasgos de carácter cristiano se distinguen de otras, que aun siendo buenas, no necesariamente nos hacen más parecidos a Cristo. Por ejemplo, creatividad, flexibilidad, actitud vigilante, decisión y otros atributos muy convenientes, pero que la Escritura no aborda directamente, frente a otros rasgos que sí plantea, como son la fe, la amabilidad, la paciencia, el amor, la gratitud y otros.

<Page 1 of 15>
Copyright 2019 © Activated. All rights reserved.