Dificultades

Dios es quien me da fuerzas

Mayo 2016 | Publicado en Superación

Hace unos años, justo antes de Navidad, tuve un accidente de tránsito que casi me cuesta la vida. Sufrí una lesión en la médula espinal, a la altura de la vértebra T4, que me dejó parapléjico, paralizado del pecho para abajo y confinado a una silla de ruedas.

Hasta que huyan las sombras

Mayo 2016 | Publicado en Entereza

La otra noche me despertó una llamada telefónica que requería mi atención urgente. Saliendo de mi profundo sueño, me vestí rápidamente, tomé las llaves del auto y salí corriendo a cuidar de una pequeña emergencia. Alguien había sufrido un pequeño accidente a altas horas de la noche y necesitaba que fuera a buscarlo. Aunque estaba angustiada, no podía dejar de pensar que la situación podía haber sido mucho peor. Así que a lo largo de la siguiente hora traté de serenarme y concentrarme en resolver los detalles y llevar a todos sanos y salvos a su casa.

Presencia constante

Mayo 2016 | Publicado en Entereza

Venimos al mundo a pasar dificultades. No podemos pretender que nuestra estancia en la Tierra sea toda blanda y apacible. Además, la Biblia nos lo garantiza1. Lo bueno es que también nos promete que no estamos solos, que tenemos compañía. «Aun si voy por valles tenebrosos, no temo peligro alguno porque Tú estás a mi lado»2. «Sé que el Señor siempre está conmigo»3.

¡De un solo trago!

Abril 2016 | Publicado en Vivencias

Mi segunda hija nació hace poco. La llegada de cada nuevo componente de la familia viene acompañada de un cúmulo de nuevas emociones, alegrías y lecciones. Lo más difícil que tengo pendiente ahora mismo es alistarme para volver al trabajo y preparar a mi chiquita de tres meses para la transición. A mi primogénita —a punto de cumplir cuatro años— nunca le agradó el biberón, y parece que a la segunda le ocurre lo mismo. Cada vez que tiro la leche que sobró me da pena y me siento tremendamente derrochadora.

Reorientación profesional

Abril 2016 | Publicado en Etapas

Los últimos 12 años trabajé como contratista independiente en un programa que me apasionaba. Debido a unos reajustes recientes, el programa se clausuró. Siento el vacío, como si fuera un hueco en el estómago, y he tratado de descubrir qué viene ahora.

Para ser franca, aún no lo sé.

Aunque sí sé algunas cosas…

Al son que me toquen, bailo

Abril 2016 | Publicado en Vida

El violinista en el tejadoes una famosa película musical que contiene valiosas enseñanzas sobre cómo lidiar con los cambios. La trama se desarrolla a principios del siglo XX, y trata de una familia judía sumida en la pobreza que sufre persecución religiosa en el sur de Rusia. El padre, Tevye, se queja de tener cinco hijas y ningún hijo varón, distribución nada ideal en una granja. Para colmo, sus tres hijas mayores toman por maridos a hombres que él no aprueba. Uno de ellos es un goy ortodoxo. A lo largo de la película, cuando surgen conflictos o se avecinan cambios, se le aparece en visión un violinista en un tejado.

Los sufrimientos del alma

Marzo 2016 | Publicado en Semana Santa

Yo comprendo las pruebas a las que son sometidos los corazones humanos… la pesadumbre, el desaliento y la desesperación en que a veces se sumen. Comprendo lo que es renunciar a alguien, pues tuve que separarme primero de Mi Padre para ir a la Tierra y luego de los que tanto quise en la Tierra para retornar con Mi Padre.

Estimado Guillermo

Marzo 2016 | Publicado en Entereza

Guillermo y yo somos viejos amigos. Hace poco nos encontramos para tomar un café y me contó las dificultades que ha tenido. Su mujer ha contraído una enfermedad crónica que la ha dejado postrada, y él la cuida como puede. Al mismo tiempo se ha visto abrumado por las exigencias de su trabajo y el miedo a quedar cesante. Todo eso ha desembocado en una crisis de fe. Le expliqué que yo también, no hace tanto, estuve batallando con sentimientos similares, y rezamos juntos; pero más tarde me pareció que tenía más cosas que le podía decir, y le escribí la siguiente carta.

La esperanza y el árbol de vida

Marzo 2016 | Publicado en Entereza

Es un hombre alto y enjuto de sesenta y tantos años, mayor que muchos de los otros puesteros del mercado de frutas y verduras. Siempre recibe a sus clientes con una sonrisa radiante.

Tengo fe en la fe

Marzo 2016 | Publicado en Fe

A algunos les resulta de lo más natural depositar su fe y confianza en Dios. Se las arreglan para descubrir el aspecto positivo de las circunstancias y personas difíciles. Siempre ven el vaso medio lleno de agua. Suelen decir cosas como: «Dios proveerá», «No te preocupes, todo saldrá bien». Cuando uno traba conocimiento con una persona así, podría suponer que lleva una vida color de rosa, que tiene muy pocos problemas y que todo le sale a pedir de boca.

<Page 7 of 17>
Copyright 2021 © Activated. All rights reserved.