Fe

Un lugar de refugio

Septiembre 2016 | Publicado en Perspectiva

«Torre inexpugnable es el nombre del Señor; a ella corren los justos y se ponen a salvo»1.

Cuando a tu alrededor se desaten tempestades, y los vientos de tribulaciones, adversidades y dificultades te zarandeen y te arrastren de un lado a otro, ven a Mi lugar de refugio y permanece ahí hasta que hayan pasado esas calamidades. Reposa tu cabeza en Mi hombro; ya verás que cuidaré bien de ti.

Crestas y valles

Septiembre 2016 | Publicado en Perspectiva

Leí recientemente la novela Cartas del diablo a su sobrino, de C. S. Lewis. Es una obra que presenta la correspondencia ficticia entre un diablo de avanzada edad, llamado Escrutopo, y uno principiante llamado Orugario. Las cartas constituyen una profunda y fascinante mirada a las estratagemas que emplea Satanás para sabotear nuestro crecimiento espiritual, nuestra relación con Dios y nuestro trato con los demás. Una de ellas explora los altibajos de la experiencia humana, lo que yo denomino las crestas y valles.

Hacer preguntas

Septiembre 2016 | Publicado en Fe

La fe es una confianza racional, una confianza que examina reflexiva y serenamente la veracidad de Dios. 
John Stott (n. 1921)

*

La duda no es lo contrario de la fe; es un elemento de la fe. 
Paul Tillich (1886–1965)

El lado dubitativo de mi fe

Septiembre 2016 | Publicado en Fe

De pequeña pensaba que la fe y las dudaseran conceptos opuestos. La fe era buena; las dudas, malas. Con esa mentalidad, hasta las preguntas podían resultar peligrosas, pues me imaginaba que podían conducir a dudas. A una persona intelectualmente curiosa le cuesta lidiar con eso. A mí siempre me molestó, desde que tengo memoria. Las preguntas a las que me resistía iban desde cuestionarme si a Dios realmente le importaba tal o cual regla específica del Antiguo Testamento hasta el enorme y omnipresente interrogante: ¿Existe Dios?

La señal

Septiembre 2016 | Publicado en Sanación

Debo admitir que nunca he sido muy dada a creer en curaciones milagrosas. A decir verdad, me enorgullecía un poco de ser una mujer racional y lógica, algo que incluía cierta cuota de escepticismo. Quizá se deba a esa percepción de que todo lo que nos ocurre forma parte de un plan universal, es decir, es nuestro destino. También pienso que —como los judíos de la época de Jesús— yo pedía señales.

Un clip y mucha fe

Septiembre 2016 | Publicado en Fe

¿Has oído hablar de un joven llamado Kyle MacDonald que intercambió un clip (sujetapapeles) por otro artículo, y ese por otro, y así sucesivamente hasta conseguir una casa de propiedad? Curiosamente, apenas le tomó 14 trueques lograr ese objetivo al cabo de un año. La sucesión fue esta: clip, bolígrafo, picaporte, estufa, generador, barril de cerveza, moto de nieve, viaje a Yahk, furgón, contrato de grabación, alquiler por un año de un departamento en Phoenix, una tarde con Alice Cooper, domo de nieve con motor, papel hablado en una película, casa en Kipling (Canadá).

La fe al rescate

Septiembre 2016 | Publicado en Vivencias

Al rememorar las encrucijadas en las que me he visto a lo largo de mi vida —momentos en que parecía que las cosas habían dado un giro poco feliz o que mis planes y objetivos habían sufrido un duro revés—, me doy cuenta de que mi fe ha desempeñado un importante papel, y de que me ha ayudado a sobrellevar las circunstancias adversas y salir airosa de los aprietos.

Mis diarios

Septiembre 2016 | Publicado en Entereza

Me encontraba organizando y limpiando a fondo mis pertenencias. He vivido más tiempo en esta casa que en ninguna otra; de ahí que haya acumulado montones de cosas. Enfrascada en esa tarea, me topé con una caja en la que guardo mis antiguos diarios.

Pesadas cargas

Septiembre 2016 | Publicado en Superación

En la mitología griega, Sísifo fue conocido por sus hábiles artimañas. Tuvo fama de ser el más astuto de los hombres. A la postre, su malicia y sus embustes disgustaron tanto a los dioses que estos lo condenaron en la otra vida a empujar un pedrusco hasta lo alto de una empinada ladera. La piedra estaba maldita, de tal manera que Sísifo nunca alcanzaba a culminar su tarea: siempre que se acercaba a la cumbre, la roca volvía a rodar cuesta abajo, y él tenía que comenzar de nuevo, una y otra vez, por siempre.

El refugio secreto

Julio 2016 | Publicado en Fe

Nací pocos años después de la Segunda Guerra Mundial, cuando Holanda se estaba recuperando y los efectos del conflicto y la ocupación todavía eran visibles. En mi niñez oí hablar con frecuencia de los sufrimientos que había soportado la gente. Eso generó en mí un profundo respeto por los sacrificios que muchos habían hecho, especialmente los que no traicionaron sus convicciones aun en desmedro de su propia integridad.

<Page 5 of 18>
Copyright 2020 © Activated. All rights reserved.