Generosidad

Los ángeles de Vanessa

Octubre 2011 | Publicado en Generosidad

El sol se deslizaba bajo el horizonte mientras conducía por una estrecha carretera de dos carriles del centro de México. Miré a mi esposa, Amber, que dormía a mi lado. Por el espejo retrovisor vi a nuestras tres hijas: Tory, una niña muy viva para sus cuatro años; Shelly, que acababa de cumplir dos y hablaba sin parar como una cotorrita; y la bebita, Vanessa. Las tres dormían profundamente. Pensé en hacer una parada para tomar un café, pero deseché la idea. Si me detenía, todas se despertarían. Además estábamos en una carrera contra el tiempo. Me gustaba conducir de noche, mientras las niñas dormían, con el vehículo más fresco, aparte que así tenía oportunidad de reflexionar. Lo necesitaba. Había sido un año agitado.

5 pilares de la prosperidad

Octubre 2011 | Publicado en Éxito

Algo que en diversos momentos de la vida nos provoca estrés y preocupación es la falta de dinero. En esos momentos es importante recordar que Dios es nuestra fuente de sustento económico. «Del Señor es la Tierra y su plenitud» (Salmo 24:1). Todo le pertenece, y con gusto nos lo ofrece. «Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá» (Mateo 7:7,8). Sin embargo, por mucho que Dios se proponga ayudarnos, si a nuestro edificio económico le falta algún pilar importante, no se sostendrá. 

Das un poco, ganas más

Octubre 2011 | Publicado en Generosidad

No hace falta ser millonario para dar de lo que se tiene. No hay un solo hijo de Dios que no esté en condiciones de dar algo para ayudar a personas menos favorecidas. Aunque te parezca que no te lo puedes permitir, o aunque no puedas dar mucho al principio, ten presente que Dios bendice a los dadivosos. Si no eres rico, con mayor razón deberías practicar la generosidad: así Dios podrá bendecirte y multiplicar lo que tienes.

Generosidad espléndida

Octubre 2011 | Publicado en Generosidad

La dadivosidad nos lleva a disfrutar de una relación más saludable con lo que poseemos y con el mundo material en que vivimos. Aunque nos gusta ganar dinero, también gozamos de otras cosas, entre ellas el amor de nuestra familia, el sentido de pertenencia a la comunidad y de trascendencia, la satisfacción de alcanzar nuestras metas, de contribuir y de servir. Nos agrada influir positivamente en la vida de otras personas. El asunto es cómo mantener un equilibrio y una perspectiva adecuados. ¿Cómo podemos cubrir bien nuestras necesidades elementales de alimentación, techo, educación y salud, y a la vez dar sentido a nuestra vida?

Un mundo de posibilidades

Octubre 2011 | Publicado en Generosidad

Sabiendo que participo activamente en varias obras de caridad aquí en la India, un conocido me presentó a unos amigos suyos del ámbito empresarial en una fiesta a la que asistimos. Se suscitó una conversación en torno a The Giving Pledge —que podría traducirse como el compromiso de dar—, una iniciativa encabezada por Bill y Melinda Gates y Warren Buffett. Los tres plantearon hace un tiempo a 40 multimillonarios estadounidenses el reto de donar, en el transcurso de su vida, al menos el 50% de su patrimonio a causas filantrópicas y sociales.

La dicha de dar

Octubre 2011 | Publicado en Generosidad

Hace unos meses cité unas frases del escritor Philip Yancey en las que en esencia exponía que los cristianos no tenemos la opción de cerrar los ojos y desentendernos de los problemas y conflictos del mundo que nos rodea, sobre todo cuando estamos en condiciones de mejorar las cosas. Efectivamente, Dios nos llama a ejercer una influencia positiva en este mundo.

Un borracho frente a mi ventana

Julio 2011 | Publicado en Altruismo

Era casi medianoche cuando lo oí. Me estaba cepillando los dientes, medio dormida. El hombre gritaba y balbuceaba al mismo tiempo. Me imaginé que sería un borracho llamando a su compañero de tranca.

Media hora más tarde seguía gritando palabras ininteligibles. No pude más: decidí llamar a la policía.

Al pasar junto a la ventana vi que el hombre estaba de pie bajo una luz del alumbrado público. Era mayor de lo que me había imaginado. Aunque hacía frío, tenía el torso desnudo, y gritaba en dirección a mí.

La gente es buena

Julio 2011 | Publicado en Altruismo

Conozco a Alex desde hace cuatro años. Él tiene 24 y sufre de parálisis cerebral. Es uno de los beneficiarios del programa de distribución de alimentos que gestiona el club de damas del que soy socia. Cada vez que le llevo comida, me paso cerca de una hora conversando con él.

—Si pudieras ir a cualquier parte —le pregunté varias veces—, ¿a dónde irías?

Mandamientos paradójicos

Julio 2011 | Publicado en Principios generales

Las personas muchas veces son poco razonables, ilógicas, egocéntricas;
aun así, perdónalas.
Si eres considerado, quizá te acusen de tener segundas intenciones y motivos egoístas;
aun así, sé considerado.

Hazlo porque puedes

Julio 2011 | Publicado en Altruismo

El bien que hagas hoy, muchos lo habrán olvidado mañana; aun así, haz el bien.

Recuerdo que la primera vez que leí esas palabras, no me pareció que tuvieran sentido. Con el tiempo eso cambió. Mi madre y yo habíamos tomado un bus. Mientras avanzábamos por el pasillo buscando un par de asientos libres, observé a una joven madre con un niño de unos 2 años y un bebé. Se notaba que el niño estaba aburrido. La madre bregaba para mantenerlo sentado al tiempo que hacía lo que podía para tranquilizar al bebé.

<Page 7 of 10>
Copyright 2020 © Activated. All rights reserved.