Jesucristo

El fruto prohibido

Abril 2020 | Publicado en Descubrir a Jesús

En su clásica autobiografía, Confesiones, el teólogo de los primeros siglos de la iglesia, San Agustín, narra un incidente que protagonizó cuando era adolescente. Había un peral cerca de la viña de su familia, que estaba colmado de fruta no muy apetecible, ni a la vista ni al gusto. Pese a ello, junto con unos amigos, se robó unas peras de aquel árbol. No lo hicieron para comerlas ellos, sino para arrojárselas a los cerdos. Cuenta que él y sus amigos robaron simplemente porque les proporcionaba placer hacer algo prohibido, cuento tan viejo como el de Adán y Eva en el Jardín del Edén.

Un fuera de serie

Abril 2020 | Publicado en Jesucristo

Jesucristo ha hecho más por cambiar la Historia, el curso de la civilización y la condición humana que ningún otro dirigente, grupo, gobierno o imperio antes o después de Él. Manifestó el amor de Dios a miles de millones y allanó el camino para que todos los que creyeran en Él recibieran la vida eterna.

Cuando apareció Jesús

Febrero 2020 | Publicado en Jesucristo

Nunca deja de asombrarme cómo Jesús se aparece en los momentos oscuros y difíciles de nuestra vida. El capítulo 8 de Lucas es una muestra de ello.

Jairo —un clérigo y personaje de cierta relevancia— ruega a Jesús —ya acosado por multitudes de personas deseosas de oír sus palabras— que vaya a su casa y sane a su hija moribunda.

El Jesús de todos

Diciembre 2019 | Publicado en Experiencias navideñas

A mi esposa le encantan los pesebres en miniatura, o nacimientos como les dicen en algunos países. Hace veinticinco años confeccionó unas figurillas para su familia. Las modeló en arcilla, las pintó en la mesa de la cocina y luego las horneó. Su hermana todavía las exhibe en su pesebre cada Navidad.

Y comenzó en un pesebre…

Diciembre 2019 | Publicado en Navidad

En Navidad se celebran muchas cosas. La más esencial de todas es el regalo que nos hizo Dios al posibilitar que entabláramos una relación con Él por medio de Su Hijo Jesús. Parafraseando una bella promesa que aparece en el libro de Daniel, mientras más nos acercamos a Él, más brillará a través de nosotros Su sabiduría «como el resplandor del firmamento» y Su justicia «como las estrellas a perpetua eternidad».1

Lo que me apasiona de Jesús

Abril 2019 | Publicado en Naturaleza de Dios

El otro día, en la mesa de un restaurante, mientras mataba el tiempo en medio de unas diligencias, resolví anotar espontáneamente algunos pensamientos sobre lo que significa Jesús para mí y lo que me apasiona de Él. Estas cosas me acudieron a la mente:

La pasión del cristiano

Abril 2019 | Publicado en Semana Santa

Cada año, a la llegada de la Semana Santa, me embarga una pena inmensa al pensar en lo que Jesús padeció por nosotros. Aguantó muchísimo sufrimiento, dolor y agonía en las horas previas a Su cruel crucifixión, por no mencionar la angustia que debió de sentir previendo lo que le esperaba. Aunque es cierto que sabía cuál era la finalidad de todo, no dejaba de ser terrorífico. De hecho, Jesús solicitó al Padre una exención de la cruz1.

El regalo de Dios para mí

Abril 2019 | Publicado en Semana Santa

Siempre me ha atraído la Semana Santa. Desde mi punto de vista, la Navidad es una celebración de alegría y gozo que disfruta el mundo entero, hasta los no cristianos; en cambio, en Semana Santa festejamos lo que hizo Jesús por cada uno de nosotros individualmente.

No es cuento

Abril 2019 | Publicado en Dones de Dios

No soy un personaje ficticio, imaginario, de fábula; existo de verdad. Y soy justo lo que necesitas. Puedo cambiar tu ansiedad por consuelo; tu temor por fe; tus luchas por reposo, tu inquietud por paz; tu tristeza por felicidad, y tus preguntas por respuestas. Seré tu fortaleza, tu ayuda en momentos de apremio, tu amigo y compañero. Eso no quiere decir que no vayas a volver a toparte con dificultades y obstáculos, que nunca te vayas a ver en aprietos, sino que cuando te halles en un atolladero, Yo podré ayudarte.

¿Dónde vive Jesús?

Diciembre 2018 | Publicado en Navidad

—¿En el establo vive…?

—¡Jesús vive en el establo!

Mi primera reacción fue reírme de la respuesta de mi hermanita de cuatro años cuando me puse a darle una clase improvisada sobre dónde se guardan los diversos animales de la granja. No obstante, sus palabras me siguieron rondando la cabeza. «Jesús vive en el establo». ¿Pensaba ella que Jesús para mí no era más que un niño en un establo?

<Page 1 of 8>
Copyright 2020 © Activated. All rights reserved.