Jesucristo

¡Vivamos!

Abril 2015 | Publicado en Salvación eterna

Quien me conoce ha descubierto el secreto para gozar de la vida al máximo. Soy mucho más que un personaje histórico que vivió hace 2.000 años. El hecho de que resucitara significa que hoy en día estoy aún más vivo y activo que cuando anduve por la Tierra. Y porque Yo vivo, tú también puedes disfrutar de la vida y del amor como debe ser, tanto ahora en este mundo como en la eternidad sin límites. No hay sufrimiento que Yo sea incapaz de aliviar. No hay tristeza que no pueda cambiar en gozo, ni necesidad que no pueda satisfacer, ni vacío que no sea capaz de llenar.

Un amigo como ninguno

Abril 2015 | Publicado en Naturaleza de Dios

Tengo un gran amigo en el que puedo confiar plenamente. Él me abre su corazón, y yo me siento bien haciendo lo propio con Él. Conoce mis pensamientos y entiende lo que es importante para mí.

El nombre lo dice todo

Abril 2015 | Publicado en Jesucristo

Hace poco leí un artículo que explicaba que el sonido de ciertas palabras puede afectarnos emocionalmente. No es de sorprenderse que términos como aceptar, abundante, abrazar, dichoso, humor o jugar inspiren optimismo. De igual modo, oír el nombre de una persona querida nos produce alegría. ¡Haz la prueba! Cierra los ojos y di el nombre de alguien a quien ames entrañablemente. ¿No te hace sonreír?

Detalles de amor

Abril 2015 | Publicado en El amor de Dios

Creo que una de las cosas que más me motiva a permanecer lo más cerca posible de Jesús son esos gestos personalizados de cariño que tiene conmigo.

Los tiene con cada uno de nosotros. A veces nos percatamos de ellos; otras, no. A veces los notamos, pero los atribuimos a otras causas. Me imagino que eso lo entristece. Sin embargo, nos ama demasiado como para darnos por perdidos. A lo largo de toda nuestra vida insiste en expresarnos Su amor y en repetirnos las dos palabras más maravillosas que hay: «¡Te amo!»

¿Quién es Él?

Abril 2015 | Publicado en Jesucristo

Poco después de sanar a «mucha gente» y dar de comer a 4.000 personas con siete panes y unos pocos pececillos1, Jesús preguntó a Sus discípulos quién decía la gente que era Él. Ellos le informaron que para algunos Él era Juan el Bautista, y que otros pensaban que era Elías, Jeremías o algún otro de los grandes profetas que había resurgido de los muertos. Sus respuestas revelaron que la gente en general tenía muy buen concepto de Jesús y lo consideraba un gran profeta. Así y todo, sus hipótesis se quedaban cortas.

El bebé que cambió el mundo

Diciembre 2014 | Publicado en Navidad

Tanto amó Dios al mundo, que dio a Su Hijo unigénito, para que todo el que cree en Él no se pierda, sino que tenga vida eterna.
Juan 3:16 (NVI)

*

El relato de los Evangelios nos recuerda una vez más que no fueron los  hombres quienes decidieron que el Hijo de Dios naciera en un establo. Por eso, la primera lección que podemos sacar del nacimiento de Cristo es que al Señor no siempre lo hallamos donde nos imaginamos que está. 
James Colaianni (n. 1922)

Vino a nosotros

Diciembre 2014 | Publicado en Navidad

Hace poco leí un artículo sobre la Navidad y el origen de nuestras tradiciones navideñas, incluidas las que podrían proceder de rituales o festivales paganos. Algo que me llamo la atención es que una de las verdades fundamentales acerca de Jesús es que Él nos acepta tal como somos.

Él dice que nunca rechaza a nadie que acuda a Él1. Su círculo de amigos no es un club exclusivo con estrictos requisitos de ingreso. Hace mucho más que aceptarnos; también es capaz de adaptarse para cubrir nuestras necesidades.

Villancicos inmortales

Diciembre 2014 | Publicado en Navidad

Algo que siempre me ha encantado de la Navidad es escuchar y cantar los hermosos villancicos que se han compuesto a lo largo de los siglos. Es más, me gustan tanto que a menudo los escucho en otras épocas del año. Muchos son obras maestras y me conmueven vivamente. Hace poco, mientras buscaba en Internet la letra de algunos de mis favoritos, capté como nunca la belleza de su poesía y la fuerza de lo que expresan.

De alboroto en alboroto

Mayo 2014 | Publicado en Relatos bíblicos

Relato novelado de los acontecimientos que tuvieron su culminación en el capítulo 2 del libro de los Hechos

Alboroto es lo primero que me viene a la cabeza cuando pienso en Él. No me olvidaré nunca de la primera vez que lo vi. Había acudido a la sinagoga para el oficio del sábado. Judit era una viuda anciana que tenía la espalda completamente deformada. Se acercó a aquel maestro itinerante y le imploró ayuda. Enseguida fue capaz de enderezarse, por primera vez en años. ¿Cómo era eso posible?1

¡Es Él! ¡Es Él!

Noviembre 2013 | Publicado en Jesucristo

Pasé con una amiga frente a un cine justo a la hora en que terminaban varias películas y cientos de personas salían a la calle. Un hombre en particular me llamó la atención, por su gran estatura. Venía directamente hacia nosotras. Debía de medir dos metros diez y tenía la contextura atlética de un jugador de baloncesto. Cuando me volví para decirle a Abi lo que pensaba, ella corrió hacia él.

<Page 3 of 8>
Copyright 2020 © Activated. All rights reserved.