Jesucristo

El ofertazo

Abril 2009 | Publicado en Salvación eterna

Jesús vino para hacernos la salvación lo más fácil posible. Por eso los dirigentes religiosos de Su época se empeñaron en que lo crucificaran. Según la religión imperante era poco menos que imposible salvarse a menos que se cumpliese con una serie de complicadas leyes y enrevesados rituales1. Jesús, en cambio, enseñó que lo único que tenemos que hacer para salvarnos es creer en Él —el Cristo, el Salvador—, confesar que somos pecadores, que necesitamos salvación, y pedirle que nos la conceda2.

Es imposible entender cabalmente la salvación; es tan inaprensible como la amplitud del amor de Dios. Por eso dijo Jesús que aceptar la salvación requiere una fe infantil. «Si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los Cielos»3. Ambos conceptos están fuera de nuestro alcance. No se puede hacer otra cosa que aceptarlos.

La decisión

Abril 2009 | Publicado en Salvación eterna

Jesús dice: «He aquí, Yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye Mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo»1. El amor de Dios es infinitamente poderoso, pero Él no te lo impone. Más bien envía a Jesús a tocar a la puerta de tu corazón, y espera que tú le abras y lo invites a entrar.

Él te ofrece vida eterna, pero al mismo tiempo quiere hacerse muy presente en tu realidad cotidiana. Sin embargo, no puede a menos que tú lo quieras. Espera mansa y pacientemente a la puerta de tu corazón. Tal vez lleva años aguardando a que oigas Su llamada y le abras. Quiere ser tu Salvador y entrará en cuanto se lo pidas; pero ha dejado en tus manos la decisión.

Conectar con Dios

Marzo 2009 | Publicado en Oración

Dios no concibe la oración como un rito, sino como un animado intercambio, un diálogo afectuoso entre buenos amigos. Lamentablemente, hoy en día está muy extendida la idea de que no es posible hablar con Dios en esos términos. Algunas personas piensan que su falta de religiosidad les impide acercarse de ese modo al Creador. Otras tienen la idea de que el Padre celestial es tan sublime que se encuentra sumamente alejado de nuestra realidad.

Lo que dijo Jesús en la cruz

Enero 2009 | Publicado en Jesucristo

Todo lo que dijo Jesús en la cruz fue una manifestación de una faceta de Su amor. Las Palabras que pronunció en aquellos momentos todavía nos conmueven en la actualidad.

Amor por Sus enemigos

«Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen» (Lucas 23:34).

Dijo eso refiriéndose a los soldados romanos que, por orden de Poncio Pilato, lo clavaron a la cruz para darle muerte. 

El Evangelio según San Juan

Enero 2009 | Publicado en Jesucristo

En los cuatro evangelios, Mateo, Marcos, Lucas y Juan narran de forma hermosa la vida terrenal de Jesús. El cuarto evangelio es uno de los más fáciles de entender, es el que contiene mayor cantidad de palabras textuales de Cristo y traza un maravilloso derrotero para nuestra vida. Conviene que sea el primero que leas y estudies. A continuación presentamos algunos de sus pasajes y versículos clave:

Amortiguadores

Enero 2009 | Publicado en Estrés

«¡Uy, la zanja!» Iba en el auto hacia casa y, como había hecho a diario durante meses, tuve que conducir muy lentamente al pasar sobre una zanja para evitar una sacudida enorme.

Al coche le hacía falta una revisión, así que lo llevé al mecánico. Cuando éste se sentó al volante para entrar el auto al taller, me felicité por haberme acordado de llevarlo a que lo revisaran. Sin embargo, ni bien avanzó unos metros, el mecánico clavó los frenos y, mirándome con expresión de sorpresa, me preguntó: «¿Cómo puede andar con el auto en este estado? ¡Los amortiguadores están destrozados!»

Una figura singular que transformó el mundo

Enero 2009 | Publicado en Jesucristo

Nació en una aldea olvidada, de madre campesina. Pasó su infancia en otro villorrio ignorado. Trabajó en una carpintería hasta los treinta años y a partir de entonces, actuó de predicador itinerante por espacio de tres años. No llegó a escribir libro alguno. No desempeñó ningún cargo. No tuvo hogar. No formó familia. No realizó estudios superiores. Jamás puso pie en las grandes ciudades. Nunca se alejó más de trescientos kilómetros de su pueblo natal. No llegó a desempeñar ninguno de los papeles que la sociedad contemporánea suele asociar con la fama y la grandeza.

«¿Quién es este hombre?»

Enero 2009 | Publicado en Jesucristo

Vio la luz en el suelo sucio de un establo. Para librarlo del escuadrón de la muerte enviado por un rey envidioso, sus padres se exiliaron con él cuando era niño, hasta que pasó el peligro y pudieron volver a su tierra. Hasta los 30 años fue carpintero, igual que Su padre terrenal. Sin embargo, Su Padre celestial lo necesitaba para otra labor que solo Él podía realizar.

El hombre de las respuestas

Enero 2009 | Publicado en Jesucristo

Qué confusa puede ser la vida. Ansiamos respuestas, pero a veces acabamos con más interrogantes. ¿Para qué estamos aquí? ¿Cuál es la causa de tanto sufrimiento y dolor en el mundo? ¿De dónde sacamos esperanzas si todo parece desventurado? ¿De dónde sacamos fuerzas para hacer frente a los retos que nos presenta la vida? ¿Cómo podemos encontrar felicidad duradera?

Navidad inmortal

Diciembre 2008 | Publicado en Navidad

Los ángeles que entonaron alabanzas a Dios la noche en que nació Jesús siguen haciéndolo hoy en día. El ruido y el ajetreo de la vida ahogan un poco sus voces; pero si prestas atención, las oirás. Únete a ellos.

*

Jesús fue un regalo de Dios para el mundo. No sólo nos lo entrega en Navidad, sino todos los días, desde el albor hasta el ocaso de la vida, y aún después, eternamente. Fue un regalo perfecto, capaz de satisfacer todas nuestras necesidades y de cumplir todos nuestros sueños.

<Page 6 of 8>
Copyright 2020 © Activated. All rights reserved.