Jesucristo

Alabanza

Diciembre 2006 | Publicado en Navidad

Eres Dios y eres hombre, rey y siervo. Dejaste atrás Tu trono de inmortalidad para revestirte de humanidad. Te hiciste uno de nosotros para salvarnos. Me invade un gozo inexpresable cuando pienso que viniste callada y humildemente a nuestro mundo y lo alteraste para siempre. ¿Quién iba a imaginar la transformación que se obraría por medio de un recién nacido hijo de padres comunes y corrientes, envuelto en trapos y acostado en un pesebre?

28 años de soledad

Agosto 2006 | Publicado en Descubrir a Jesús

Época atrás, una jovencita de 21 años comenzó la odisea más terrible de su existencia. Recién comenzaba a vivir cuando se le derrumbó todo: no podía salir, no podía ir a nadar, ni tomar el colectivo, ni estar sola, ni estar acompañada. La soledad era su peor enemiga.

Se casó y fue madre; ahora bien, no lo podía disfrutar, por su situación. Los años pasaron. Tuvo otro hijo, pero su padecer seguía. Aunque sus familiares trataban de ayudarla, todo resultaba inútil. Doctores, psicólogos y siquiatras la atendieron; sin embargo, su tristeza y agonía persistían. Cuando llegó su tercer hijo se enteró de que sufría ataques de pánico. Permaneció en ese estado hasta que tuvo 49 años.

Por qué envió Dios a Jesús

Abril 2006 | Publicado en Estudios bíblicos

En Jesús vemos retratado a Dios.

Colosenses 1:13b,15: El cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de Su amado Hijo. 15 Él es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación.

Hebreos 1:3: El cual, siendo el resplandor de Su gloria, y la imagen misma de Su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de Su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas.

La experiencia de un testigo ocular

Abril 2006 | Publicado en Semana Santa

He leído varios escritos sobre el tema de la Pascua. En unos se postula que la resurrección es una fábula; en otros, que es un hecho comprobado. Mi mayor sorpresa fue que la lógica parece estar del lado de quienes dan crédito al texto de los cuatro Evangelios y los Hechos de los Apóstoles. Hace ya muchos años que me encuadro en ese grupo, aunque para mí es cuestión de fe más que de lógica.

De tal manera amó Dios al mundo…

Abril 2006 | Publicado en Semana Santa

Cuando éramos niños, a menudo mi hermano y yo nos poníamos a pelear. Nos fastidiábamos mutuamente, nos decíamos cosas feas y a veces llegábamos a tirarnos del cabello. Cuando Mamá nos veía, hacía lo imposible por detenernos. Nos explicaba con mucho cariño por qué no debíamos hacerlo, nos regañaba o, en ocasiones, nos imponía un castigo. Las diversas tácticas que empleaba le daban resultado momentáneamente, pero al rato caíamos en lo mismo. Un día se le agotó la paciencia. Percibimos enojo en su mirada y una sensación de impotencia en sus lágrimas. 

El regreso del Rey

Abril 2006 | Publicado en El Tiempo del Fin

Cuando vino a nuestro mundo hace casi 2.000 años, los dirigentes de Su propio pueblo lo rechazaron y no quisieron saber nada de Su mensaje de amor y salvación. Querían un salvador, un mesías, un gran rey, pero no uno nacido en un establo y criado en una pobre carpintería, que elegía a Sus amigos y seguidores de entre humildes pescadores, recaudadores de impuestos, borrachos y prostitutas. Fueron escasos los ricos y poderosos de Su época a los que les interesó el espíritu de libertad que ofrecía a quienes aceptaban las verdades que anunciaba. Solo querían liberarse del yugo romano y de tener que pagar impuestos a Roma. Tampoco ansiaban los tesoros y recompensas eternos que prometía a los que creyeran en Él y lo siguieran. Querían un mesías, un rey que estableciera enseguida un reino material rico y poderoso.

¿Qué sabemos de la resurrección?

Abril 2006 | Publicado en Semana Santa

Hace casi 2.000 años Jesucristo fue crucificado en lo que hoy es Israel por orden de Poncio Pilato, entonces gobernador romano de la provincia de Judea. El sumo sacerdote judío y otros dirigentes religiosos lo acusaron falsamente de haber blasfemado contra la religión judía. Por la característica de la denuncia, que no constituía delito bajo la ley romana, Pilato se inclinaba por liberarlo. Pero después que alguien le recordó que la indulgencia con los presuntos agitadores podía interpretarse como falta de lealtad a Roma, y habiendo escuchado el clamor de una turba azuzada para que Jesús fuera crucificado, Pilato cedió ante las exigencias de los calumniadores. La ejecución de Jesús se produjo horas antes de la celebración judía de la Pascua.

El misterioso forastero

Abril 2006 | Publicado en Semana Santa

El testimonio de Cleofás

Habíamos salido tarde. Aunque la aldea a la que nos dirigíamos estaba apenas a un par de horas de Jerusalén, Matías y yo teníamos que apretar la marcha si queríamos llegar antes que oscureciera. Procurábamos distanciarnos de los terribles sucesos de los últimos días, pero por desdicha los llevábamos en las entrañas.

La cruz frente a la terminal de autobuses

Abril 2006 | Publicado en Semana Santa

Era Semana Santa en Jerusalén. Por las callejuelas empedradas de la Ciudad Antigua se oían los gritos de los mercaderes, y el persistente aroma de infinidad de especias exóticas inundaba el aire, impregnándolo todo. Puestos adornados con bordados palestinos de vistosos colores exhibían brillantes joyas orientales. Rítmicos temas de música pop en árabe resonaban en las disquerías, mientras multitudes de turistas, peregrinos y habitantes se agolpaban en las calles. Sin embargo, tras aquella apariencia de alegría y vistosidad se respiraba una tensión. En cada esquina, pequeños grupos de soldados israelíes toqueteaban nerviosamente sus armas automáticas.

Símbolos de la Pascua

Abril 2006 | Publicado en Semana Santa

Si bien hoy en día los huevitos de colores y los conejos proliferan en los supermercados como símbolos de la Pascua de Resurrección, basta con echar un vistazo a los textos bíblicos para encontrar otros más profundos. Y cada uno de ellos tiene algo que contar.

<Page 8 of 8>
Copyright 2020 © Activated. All rights reserved.