Respuestas divinas

Perder el miedo

Octubre 2021 | Publicado en Superación

Por naturaleza soy muy propensa a preocuparme. Casi siempre estoy pensando en algo que me inquieta.

Además, me embarco en múltiples tareas a la vez. Puedo hacer prácticamente de todo y no paro de preocuparme. Por ejemplo, esta mañana intentaba tomarme mi rato de silencio, leer unas pocas páginas de tema devocional y reflexionar al respecto, como suelo hacer todos los días —digo intentaba, porque al mismo tiempo estaba afanada por el trabajo de la semana que tengo por delante, las dolencias que me aquejan y en un viaje que debo hacer pronto—, cuando de golpe leí una frase que parecía resaltar con letras fluorescentes: «La Biblia nos exhorta más de 100 veces a no temer». Supongo que Dios conoce bien nuestra tendencia a preocuparnos y ceder al miedo.

Una mejor persona

Agosto 2021 | Publicado en La Biblia

¿Qué beneficios te aportará la lectura de la Palabra de Dios?

Alimento para crecer y fortalecerse espiritualmente. Así como debes nutrir tu organismo para sobrevivir y desarrollarte bien, necesitas alimentar tu espíritu con la Palabra de Dios. Esta analogía aparece repetidas veces tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento:

Los renglones torcidos de Dios

Abril 2021 | Publicado en Oración

Cuando niña escuchaba con frecuencia la frase: «Orar no es lo menos que se puede hacer, sino lo máximo». Pensaba que cualquier situación podía resolverse rezando con fervor. A mis 9 añitos de edad, cuando mi papá me contó que a nuestro amigo Jim le habían diagnosticado cáncer, decidí que iba a rogar fervientemente para que se mejorara. Jim tenía una mujer y tres hijos todavía en edad escolar. Seguramente Dios no sería tan cruel como para quitárselo a todas esas personas que dependían de él. Cada día dedicaba 10 minutos a rezar por Jim. Inicialmente hubo señales alentadoras de que mis oraciones eran escuchadas. El tumor se iba reduciendo y él se sentía más fuerte. Mis plegarias estaban dando resultado.

No estoy solo

Abril 2020 | Publicado en Fe

Estaba cansado y me quedé dormido mientras viajaba en el tranvía. Al llegar a destino me desperté de sopetón y apenas logré bajarme a tiempo. Para mi mala fortuna, no fue hasta después de mi visita al dentista que me di cuenta de que había dejado mi computadora portátil a bordo. ¡Me quería morir! Había perdido todos los ficheros de trabajo de los últimos 20 años, además de los discos de respaldo que estaban en el mismo bolso.

Esta va larga

Agosto 2019 | Publicado en Fe

Un día, mientras daba una caminata, vi a un chico y su padre jugando en una cancha, tirándose una y otra vez un balón ovalado. En determinado momento, el padre hizo un ademán hacia el extremo opuesto de la cancha.

—Esta va larga, hijo— le señaló al muchacho.

Triunfar por medio de la oración

Agosto 2019 | Publicado en Oración

La oración pone de manifiesto tu fe en Mí, tu fe en que daré las soluciones, te enseñaré el camino, obraré en la vida de las personas y, de ser necesario, hasta haré lo imposible. También demuestra que dependes de Mí, lo cual me complace grandemente.

El metrónomo

Agosto 2019 | Publicado en La Biblia

Cuatro amigos se sientan en torno a la isla de la cocina. Cada uno de nosotros tiene empleo, horarios y obligaciones que nos impulsan en distintos sentidos, por lo que no tenemos oportunidad de pasar ratos juntos tan seguido. Sin embargo, esa noche nos juntamos para contarnos cosas de la vida.

Dios responde

Junio 2019 | Publicado en Oración

¿Te has preguntado alguna vez por qué ciertas oraciones no parecen obtener respuesta? Y en particular, ¿has desconfiado de la eficacia de tus propios ruegos a falta de una señal clara de que Dios los ha oído o tiene la intención de contestarlos?

Resolver problemas haciendo equipo con Dios

Junio 2019 | Publicado en Guía

En mi segundo día de trabajo, mi jefe me entregó su computadora portátil:

—Necesito que me la actualices y que me pongas el sistema operativo en línea más reciente que haya —me dijo.

A veces no se requiere un milagro

Junio 2019 | Publicado en Oración

No soy ciudadana de los Estados Unidos de América por nacimiento. Ganarme el derecho a vivir aquí fue todo un proceso. Tuve que llenar pilas de formularios, pasarme horas al teléfono con funcionarios, pagar una suma considerable, registrar mis huellas digitales y acudir a una entrevista para determinar si reunía los requisitos para obtener la residencia. Y ¡yupi, lo conseguí! ¡Estaba tan contenta!

<Page 1 of 5>
Copyright 2021 © Activated. All rights reserved.