Ser padres

Un niño venido del Cielo

Marzo 2021 | Publicado en Experiencias de padres

La siguiente es la historia de nuestro hijo Gabriel, que nació con síndrome de Down y fue uno de esos niños súper especiales. Aunque no vivió más que dos años y cuatro meses en la Tierra, el Señor se valió de él para conmover muchos corazones e impartirnos valiosas enseñanzas acerca del amor, la fe, las convicciones, la perseverancia, la compasión, la humildad, la valentía, la oración y la gran verdad contenida en Romanos 8:28: «Sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien».

Mis tres hijos

Noviembre 2020 | Publicado en Autoestima

Ponerle ropa igual a mis tres hijos de edad preescolar parecía algo razonable en aquel momento. Para empezar, facilitaba la compra de vestimenta; y dado que eran varones de porte y tez parecidos, se veían bien con la misma ropa. Por superficial que fuera, daba un semblante de orden en una casa con tres chicos en perpetuo movimiento, y en público realzaba lo que a mi juicio era la prole más adorable que hubiera existido.

Juego libre y divino

Febrero 2020 | Publicado en Desarrollo

Jesús tiene en Su corazón un lugar muy especial reservado para los niños. Como cristianos se nos llama a seguir Sus pasos y tratar de formar a nuestros hijos en el conocimiento de Dios y Su Hijo. Jesús nos enseñó a guiar mediante el ejemplo y a ser benévolos y comprensivos al criar a nuestros hijos, además de recordarles cómo quiere Dios que nos conduzcamos. Eso nos exige tener paciencia, una relación estrecha con Dios y un compromiso personal de actuar según Sus preceptos.

Un nuevo comenzar

Noviembre 2019 | Publicado en Etapas

Hace poco mi marido yo terminamos viviendo solos. Después de criar 10 hijos a lo largo de 40 años, no me esperaba esto.

Siempre hemos sido una familia de vínculos estrechos, pero naturalmente, a medida que los hijos se hicieron mayores fueron independizándose. En cada ocasión lloré. Sentía que me arrancaban un trozo del corazón.

Opa y yo

Noviembre 2019 | Publicado en Los padres

Mi abuelo —a quien apodaba «Opa»— y yo éramos muy cómplices. Él me agudizaba los sentidos y en nuestras caminatas semanales por los bosques compartía conmigo su amor por la naturaleza.

Todos los fines de semana yo esperaba ansiosamente el momento en que me llevaran al apartamento de Opa y Oma, de dos ambientes, en un pequeño pueblo en el corazón del distrito industrial de Alemania.

Crear familia

Noviembre 2019 | Publicado en Los padres

En el consultorio médico donde trabajo hay una paciente frecuente cuyo nombre de pila es Blender (en inglés, licuadora). Ese es su nombre legal. No he tenido oportunidad de preguntarle sobre el origen, pero tengo mucha curiosidad por saber qué llevó a sus padres a darle el nombre de un artefacto de cocina. A lo mejor en otro idioma significa algo hermoso. No tengo ni idea.

Cada criatura es singular

Noviembre 2019 | Publicado en Los niños

Cada nene trae a nuestra vida una dicha extraordinaria, una esperanza excepcional. Un bebé es un alma viviente, formada a partir de la unión de un espíritu creado por Dios con los elementos físicos del organismo de los padres. William Wordsworth lo describió con increíble belleza:

Mamá angustiosa

Agosto 2019 | Publicado en Los padres

Cuando mi primer embarazo terminó en un aborto espontáneo, no estaba preocupada. Más bien me puse furiosa. Pasé semanas aguantando, pero finalmente llegué incluso a levantarle el puño a Dios y reprochárselo. «Me fallaste» —le espeté en resumidas cuentas.

La solución de Giovanna

Junio 2019 | Publicado en Oración

Al cabo de cuatro años y un viaje en autobús de 44 horas, por fin visité a mi hija y a mi yerno y conocí a mi nieta Giovanna. Me conquistó desde el primer instante. Es tan linda, tan inteligente, tan activa. Que me disculpen los demás abuelos, pero mi nieta es la más encantadora y bonita del mundo.

La ansiedad y el ancho mar

Junio 2019 | Publicado en Adolescencia

Me crie entre arroyos, lagos y ríos; pero cuando tenía dieciséis años fui a un balneario del Atlántico y vi el mar por primera vez. La noche en que llegamos iba caminado por el paseo marítimo y me aventuré hasta la punta de un muelle de madera. Cuando las primeras olas rompieron estruendosamente a centímetros de mí, me aferré aterrorizada a la baranda. Desde entonces he tenido por el mar una mezcla de cariño y respeto. No soy buena nadadora, pero me encanta mirar el mar y sentir la arena entre los dedos de los pies. Me gusta incluso la sensación de ingravidez que tengo cuando una ola suave me levanta, siempre y cuando haya a mi lado algún objeto flotante al que pueda asirme.

<Page 1 of 8>
Copyright 2021 © Activated. All rights reserved.