Temor

Perder el miedo

Octubre 2021 | Publicado en Superación

Por naturaleza soy muy propensa a preocuparme. Casi siempre estoy pensando en algo que me inquieta.

Además, me embarco en múltiples tareas a la vez. Puedo hacer prácticamente de todo y no paro de preocuparme. Por ejemplo, esta mañana intentaba tomarme mi rato de silencio, leer unas pocas páginas de tema devocional y reflexionar al respecto, como suelo hacer todos los días —digo intentaba, porque al mismo tiempo estaba afanada por el trabajo de la semana que tengo por delante, las dolencias que me aquejan y en un viaje que debo hacer pronto—, cuando de golpe leí una frase que parecía resaltar con letras fluorescentes: «La Biblia nos exhorta más de 100 veces a no temer». Supongo que Dios conoce bien nuestra tendencia a preocuparnos y ceder al miedo.

Como abejas

Marzo 2021 | Publicado en Fe

¿Has intentado dormir alguna vez con una mosca o un mosquito en tu habitación? Yaces ahí, casi dormido, cuando de pronto bzzzzzzzzzzz, el bicho te cae en picada en la cara. Algunas moscas son tan osadas —y tan repugnantes— como para posársele a uno en la cara o en la oreja.

Estás a punto de coger otra vez el sueño cuando de pronto bzzzz... ¡PAM! El cansancio no te deja levantarte para matar al bicho, pero tampoco puedes dormir.

Halterofilia espiritual

Julio 2019 | Publicado en Vivencias

Uno de mis ejercicios favoritos es la halterofilia (levantamiento de pesas). No me dedico al fisicoculturismo; simplemente lo hago para tonificarme y mantenerme en forma. Además me resulta interesante cuánto se parece la halterofilia a nuestro crecimiento espiritual.

La ansiedad y el ancho mar

Junio 2019 | Publicado en Adolescencia

Me crie entre arroyos, lagos y ríos; pero cuando tenía dieciséis años fui a un balneario del Atlántico y vi el mar por primera vez. La noche en que llegamos iba caminado por el paseo marítimo y me aventuré hasta la punta de un muelle de madera. Cuando las primeras olas rompieron estruendosamente a centímetros de mí, me aferré aterrorizada a la baranda. Desde entonces he tenido por el mar una mezcla de cariño y respeto. No soy buena nadadora, pero me encanta mirar el mar y sentir la arena entre los dedos de los pies. Me gusta incluso la sensación de ingravidez que tengo cuando una ola suave me levanta, siempre y cuando haya a mi lado algún objeto flotante al que pueda asirme.

Dale los pedazos rotos de tu vida

Febrero 2019 | Publicado en Vivencias

Yo pensaba que tenía la vida resuelta. Tenía un marido amoroso, cuatro niños preciosos y una labor gratificadora como cooperante. Nos habíamos trasladado a Indonesia para colaborar en un taller protegido para niños discapacitados, bajo el patrocinio del Consejo Internacional de Bienestar Social. Para nosotros era un placer vivir aquella experiencia.

Nada que temer

Mayo 2017 | Publicado en Vivencias

Mis peores temores me asaltaron el día en que aterricé en el hospital. Me daba miedo entrar en aquella enorme y amenazadora fábrica de salud en la que médicos impersonales estudiarían mis síntomas con una distante mirada profesional y las enfermeras se harían presentes junto a mi cama a las horas más insólitas para meterme dentro un termómetro, una aguja o una taza de café aguado.

—Dios mío, ¡sácame de aquí!

Aférrate

Noviembre 2016 | Publicado en Entereza

¡No te rindas! ¡No abandones! Aférrate a Mí, pues Yo te amo. Aférrate a Mi Palabra, que te infunde valor, fuerzas, fe, esperanza, vida y poder aun cuando no te quede nada de todo eso. Ni te imaginas cuánto tengo aún para darte, enseñarte y obrar en tu vida, todo lo que tienes por delante.

Encarar los temores

Noviembre 2016 | Publicado en Éxito

Sean fuertes y valientes. No teman ni se asusten […], pues el Señor su Dios siempre los acompañará; nunca los dejará ni los abandonará. 
Deuteronomio 31:6 (NVI)

*

Cuando hacemos frente a nuestros temores, dejan de tener poder sobre nosotros. 
Mark Burnett (n. 1960)

Muerte al dragón

Noviembre 2016 | Publicado en Éxito

En distintos momentos de la vida nos topamos con oportunidades y situaciones que tienen la posibilidad de abrirnos caminos de cara al futuro. A veces está muy claro que Dios nos está abriendo una puerta; otras, no tenemos más que un presentimiento. A menudo eso viene con una emoción y una expectativa que nos anima a adentrarnos en territorio desconocido.

Dios nunca nos abandona

Febrero 2016 | Publicado en Guía

Hace bastantes años, cuando apenas me iniciaba como misionera, en cierta ocasión tuve que tomar una decisión importante. Estaba inquieta y temerosa, y terminé lidiando varios días con aquella decisión. Al final Dios me respondió por medio de una simple ilustración.

Era una imagen de una niñita asustada que iba agarrada de la mano de su padre. A cada rato le rogaba que no la soltara.

<Page 1 of 4>
Copyright 2021 © Activated. All rights reserved.