Vida espiritual

Valores trascendentales

Febrero 2009 | Publicado en Desarrollo personal

No surge nada verdaderamente valioso de la ambición o del simple sentido del deber; nace más bien del amor y la devoción a la humanidad.—Albert Einstein

Mahatma Gandhi catalogó así los siete pecados del mundo: riqueza sin trabajo, placer sin conciencia, conocimiento sin carácter, comercio sin moralidad, ciencia sin humanidad, culto sin sacrificio y política sin principios.—Anónimo

«Permaneced en Mí, y Yo en vosotros» *

Febrero 2009 | Publicado en La Biblia

En el conocido y hermoso capítulo 15 de Juan, Jesús dice: «Yo soy la vid, vosotros los pámpanos (sarmientos); el que permanece en Mí, y Yo en él, éste lleva mucho fruto, porque separados de Mí nada podéis hacer. El que en Mí no permanece, será echado fuera como pámpano, y se secará; y los recogen, y los echan en el fuego, y arden» (Juan 15:5,6). Cuando nosotros, los sarmientos, no permanecemos en la Vid, es decir, no permanecemos en Cristo, en Su amor y en Su Palabra, entonces dejamos de dar fruto, nos secamos y somos echados fuera. 

Que fluya

Febrero 2009 | Publicado en Desarrollo personal

Me encontraba en la India unos días antes del comienzo de la temporada de los monzones.

En la India todos esperan con ansias la llegada de los monzones. En los periódicos se publican predicciones de su llegada y noticias de su avance diario por el país. Las fuertes lluvias lavan la suciedad que se ha acumulado a lo largo de los meses. Además, contribuyen a suavizar las temperaturas. Sin esos vientos, muchos cultivos serían inviables. Los monzones son la fuente de vida de la India.

Dime lo que comes y te diré quién eres

Febrero 2009 | Publicado en Entretenimiento

(Basado en los escritos de David Brandt Berg)

Un conocido refrán reza: «Dime lo que comes y te diré quién eres». Pues alguien parafraseó ese dicho, trasladándolo al ámbito moral: «Dime lo que lees y te diré quién eres». En el plano mental y espiritual, lo que lees determina quién eres. Y lo mismo vale para las películas, la TV, la música, la Internet, los videojuegos etc. Por los gustos de una persona en materia de entretenimiento, en general ya sé cuál es su estado espiritual.

Aminorar el ritmo

Julio 2008 | Publicado en Renovación

Hace unos años conocí a un joven empresario que había tenido mucho éxito en los negocios. Era una persona tremendamente activa. Aunque costaba una barbaridad llegar a tener un rato de conversación con él, un día finalmente lo conseguí. Le pregunté cómo había prosperado tanto. Me contó que en su primer año de universidad su padre le había facilitado un pequeño capital con el que fundó una empresa en sociedad con un amigo de la infancia. Les fue tan bien que él, ni corto ni perezoso, estudió a marchas forzadas con miras a graduarse un año antes y dedicarse plenamente a su negocio. Fue primero de su promoción (me contó que él se destaca en todo lo que hace). Para cuando lo conocí, diez años después, había amasado una fortuna mayor de la que reúne mucha gente en toda una vida. Sin embargo, a pesar de su buena estrella, todavía se mataba trabajando en jornadas de 10 a 12 horas. Por si fuera poco, llevaba una vida social bien agitada. Luego de observar su ritmo de vida durante varias semanas —y de notar el inevitable desgaste que le significaba—, le pregunté cuándo se dejaba un espacio para reflexionar. La pregunta lo desarmó; nunca se la había planteado.

Respira profundamente

Junio 2008 | Publicado en Ejercicios espirituales

Dios es como el aire que respiramos. Estamos rodeados de Él. Es invisible, pero vital para nuestra salud y felicidad. Así como nos hace falta respirar aire puro para estar fuertes y saludables físicamente, necesitamos comulgar con el Espíritu de Dios para conservar la fortaleza y salud espirituales. En circunstancias normales, respirar es un acto inconsciente e involuntario. Dios desea que nuestra relación con Él sea así de natural, y para eso nos dotó de todo lo necesario. Sin embargo, a diferencia de la respiración, establecer ese contacto con Dios no es tan fácil para la mayoría de la gente; requiere un esfuerzo de nuestra parte. En realidad es más fácil de lo que parece. Con un poco de práctica resulta más fácil aún. Prueba lo siguiente:

<Page 6 of 6>
Copyright 2020 © Activated. All rights reserved.