Lecturas bíblicas

Escuchar a Dios

Mayo 2009 | Publicado en Estudios bíblicos

La conexión con el Espíritu Santo

Marcos 13:11: Pero cuando os trajeren para entregaros, no os preocupéis por lo que habéis de decir, ni lo penséis, sino lo que os fuere dado en aquella hora, eso hablad; porque no sois vosotros los que habláis, sino el Espíritu Santo.

Juan 16:7, 13, 14: Pero Yo os digo la verdad: Os conviene que Yo me vaya; porque si no me fuera, el Consolador no vendría a vosotros; mas si me fuere, os lo enviaré. 13 Pero cuando venga el Espíritu de verdad, Él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por Su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir. 14 Él me glorificará; porque tomará de lo Mío, y os lo hará saber.

Auxilio en tiempos difíciles

Mayo 2009 | Publicado en Estudios bíblicos

Provisión material

Salmo 34:10: Los leoncillos necesitan, y tienen hambre; pero los que buscan al Señor no tendrán falta de ningún bien.

Mateo 6:33: Mas buscad primeramente el reino de Dios y Su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

Romanos 8:32: El que no escatimó ni a Su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con Él todas las cosas?

Filipenses 4:19: Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a Sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.

La pasión y resurrección

Abril 2009 | Publicado en Estudios bíblicos

La entrada triunfal en Jerusalén

Lucas 19:29-40

La última cena con los discípulos

Lucas 22:7-30

Para orar con eficacia

Marzo 2009 | Publicado en Estudios bíblicos

Alaba y da gracias al Señor antes de hacerle peticiones.

Salmo 95:2: Lleguemos ante Su presencia con alabanza; aclamémosle con cánticos.

Salmo 100:4: Entrad por Sus puertas con acción de gracias, por Sus atrios con alabanza; alabadle, bendecid Su nombre.

Filipenses 4:6: Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.

Aspectos en que el hombre y la mujer se complementan

Marzo 2009 | Publicado en Estudios bíblicos

Compañía

Génesis 2:18: Y dijo el Señor Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él.

Unidad

Génesis 2:24: Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.

Tributo a la mujer

Marzo 2009 | Publicado en Ellos y ellas

La siguiente descripciónde una mujer virtuosa se escribió hace casi 3.000 años. Está tomada del capítulo 31 de los Proverbios, y hay notables semejanzas con muchas mujeres de hoy en día. El autor ofrecía consejos sobre los atributos que un hombre debía buscar en una mujer. Por ende, sus elogios deben entenderse en ese contexto. Sin embargo, queda evidentemente implícito que esas cualidades las tienen también muchas solteras. Algunas de las actividades específicas que menciona han desaparecido con el tiempo —el hilado a mano (versículos 13 y 19), por ejemplo—, y en la actualidad muchas mujeres pasan más tiempo en su lugar de trabajo que en la casa. No obstante, este pasaje rinde tributo a la sabiduría, inteligencia, diligencia, previsión, energía, laboriosidad, tenacidad, compasión y amor abnegado de la mujer. Hoy en día sigue siendo una experta en realizar múltiples tareas a la vez. Hay cosas que nunca cambian.

Heroínas de la Biblia

Marzo 2009 | Publicado en Ellos y ellas

En el Israelde los tiempos bíblicos, los papeles del hombre y de la mujer estaban claramente definidos. La esfera femenina comprendía tradicionalmente el hogar y todo lo relacionado con él, incluida la crianza de los niños, la supervisión de los criados y en muchos casos la economía doméstica. Pero en la Biblia Dios no hizo distinción de sexo al elegir personas para cumplir Su voluntad, comunicar Sus palabras o conducir a Su pueblo. Las tareas que encomendó a ciertas mujeres habrían intimidado a más de un hombre. Sin embargo, ello no impidió que aquellas mujeres valerosas y llenas de fe respondieran al llamado de Dios.

Las parábolas de Jesús

Febrero 2009 | Publicado en Estudios bíblicos

Cuando Jesús se dirigía a las multitudes, solía explicar profundas verdades por medio de parábolas, es decir, narraciones de sucesos breves, muy fáciles de comprender para los oyentes, y que encierran enseñanzas importantes. Los tiempos han cambiado, pero las verdades intemporales contenidas en las parábolas de Cristo tienen hoy en día la misma vigencia y nos nutren espiritualmente con la misma eficacia con que lo hicieron a quienes las escucharon por primera vez hace 2.000 años. ¡Buen provecho, pues!

<Page 7 of 13>
Copyright 2019 © Activated. All rights reserved.