El Cielo

Tu morada celestial

Si de buenas a primeras te dijeran que eres dueño de una flamante mansión palaciega, ¿te lo creerías? ¿Y si te lo garantizaran con escrituras y documentos? ¿No te morirías de curiosidad por saber dónde está localizada esa lujosa vivienda y qué aspecto y características presenta? ¿No harías indagaciones sobre la vista que tiene, los vecinos, el clima del lugar y todos los detalles habidos y por haber? Es más, ¿no te pondrías a soñar con el día en que por fin te mudaras a semejante mansión? Y ¿cómo crees que esa noticia te afectaría? ¿Alteraría tu escala de prioridades y tu forma de vida?

Visitas al Cielo

La mayoría de la gente concuerda en que toda genialidad es producto de la inspiración; pero ¿de dónde proviene esa inspiración?

Akiane Kramarik, una chica de 14 años que vive en Estados Unidos, afirma que la suya proviene de Dios a modo de visiones, sueños y observación personal. Akiane es una pintora autodidacta cuyos cuadros profundamente espirituales le han valido fama internacional como una de las mejores exponentes del mundo en materia de artes visuales. Además es poetisa y compositora, y habla cuatro idiomas. 

Lo mejor está por venir

Para hacerte una idea del Cielo, piensa en el momento más feliz de tu vida y multiplícalo por un millón.

*

Si bien no podemos ganarnos el Cielo, sí podemos acumular tesoros allí obrando con amor en la Tierra.

El paraíso

¿Alguna vez te has puesto a pensar qué sucede después que uno muere? ¿Existen el Cielo y el Infierno? ¿Existe Dios? No tienes por qué tener miedo de morir, pues hay en efecto un reino bellísimo llamado el Cielo al que están destinados todos los que aman a Dios.

Si pudieras echar un vistazo a la dimensión celestial —como han hecho algunos que han tenido experiencias cercanas a la muerte—, sabrías sin asomo de duda que hay vida después de la muerte, que el Cielo existe. Es un paraíso en el que viven y reinan Dios, Jesús y el Espíritu Santo, un mundo de amor, de hermandad y felicidad en el que están proscritos el dolor, la tristeza, el hambre y la injusticia. Así lo detallan los últimos dos capítulos de la Biblia, Apocalipsis 21 y 22.

<Page 2 of 2>
Copyright 2019 © Activated. All rights reserved.