Transmitir tu fe

Transmitir tu fe

Transmitir nuestra fe es algo que muchos consideramos imperativo, pero muchas veces no sabemos por dónde empezar. Aquí les dejo algunos consejos útiles que recopilé de una guía bíblica temática.

Haz preguntas relevantes. Plantear preguntas explícitas contribuye a encauzar la conversación. Jesús en muchas ocasiones comenzaba una enseñanza planteando una pregunta retórica.

Les dijo: «¿Quién de ustedes…?» Lucas 11:5

Escucha las respuestas. Escuchar da pie a que la persona se abra y hable de su vida o de situaciones que enfrenta actualmente.

«Todo hombre sea pronto para oír». Santiago 1:19

Busca puntos de coincidencia. El apóstol Pablo aplicó esta táctica en su famoso discurso en el Areópago, donde hizo referencia a poetas griegos que sus oyentes conocían.

«Como dijeron algunos de sus propios poetas: “Nosotros somos Su descendencia”». Hechos 17:28

Sé flexible. Interesarnos e indagar en las personas con las que nos relacionamos nos ayuda a entenderlas y a presentarles mejor el Evangelio.

A todos me he hecho de todo, para que de todos modos salve a algunos. 1 de Corintios 9:22

Cuenta un relato para ilustrar lo que quieres decir. Jesús era experto en el uso de parábolas y narraciones para captar el interés de Su público y dejar una enseñanza. Hay momentos en una conversación en los que comentar que eso nos recuerda algún suceso o episodio que nos contaron puede derivar en una conversación y testimonio más profundos.

Les enseñaba por medio de parábolas muchas cosas. Marcos 4:2

Aprovecha los sucesos de actualidad. A lo largo del Nuevo Testamento Jesús hizo referencia a acontecimientos del lugar para responder las preguntas de la gente, lo que le permitía plantear la situación desde la óptica divina.1

Narra tu testimonio personal. Al relatar como fue que llegaste a conocer a Jesús o la forma en que Dios obró en tu vida, la fe cristiana cobra vigencia y se torna en una experiencia práctica, tangible. El apóstol Pablo con frecuencia refería a su conversión como parte de su testimonio.2

Exhibe los frutos del Espíritu Santo. No todos entenderán o aceptarán tus creencias, pero si tu interlocutor ve los frutos del Espíritu de Dios manifiestos en tu vida y en tu interacción con los demás, con el tiempo probablemente se mostrará más interesado en saber lo que piensas.

Si yo hablara lenguas humanas […] y no tengo amor, vengo a ser como […] címbalo que retiñe. 1 Corintios 13:1

Lleva a tu interlocutor a tomar una decisión. Todo el mundo debería tener ocasión de conocer a Jesús como Amigo y Salvador. A veces una persona acepta a Jesús en el primer encuentro; en otros casos puede llevar años antes que la persona esté lista para eso. Si bien la decisión es personal, podemos hacer lo que esté a nuestro alcance para ofrecer a los demás el único Camino, la Verdad y la Vida.

1. V. Lucas 13:4
2. V. Hechos 26:1–23

Li Lian

Li Lian es un profesional certificado por CompTIA. Trabaja en África como administrador de oficina y sistemas para una organización humanitaria.

Más en esta categoría: « Tu pequeña luz
Copyright 2021 © Activated. All rights reserved.