¿Cuánto te amo?

¿Cuánto te amo?

En uno de sus famosos poemas, Elizabeth Barrett Browning plasmó una bella declaración de amor que comenzaba así:

¿Cuánto te amo? ¿De qué maneras? Te lo voy a contar:
Te amo con la profundidad, extensión y altura
que alcanza mi alma cuando se aventura…

Esas palabras son el tenue eco de otra expresión de amor, escrita por el apóstol Pablo. No se refiere al amor entre seres humanos, sino al amor de Dios por cada uno de Sus hijos:

Estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.  Romanos 8:38,39

¿Así es el amor de Dios por ti? ¿A pesar de todas tus faltas y errores? ¡En efecto! Ninguno de nosotros da la talla1, pero eso no merma el amor de Dios.

Tómate unos momentos para meditar en las siguientes aseveraciones acerca del amor que siente Dios por ti. No las analices; simplemente saborea las palabras y relájate recordando que el amor que Él te profesa es incondicional e infinito.

Con amor eterno te he amado.  Jeremías 31:3
No te desampararé, ni te dejaré.  Hebreos 13:5
[Deseo que] seáis plenamente capaces de comprender […] cuál sea la anchura, la longitud, la profundidad y la altura, y de conocer el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento, para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios.  Efesios 3:18,19
Consideren el amor de Dios. En todos los años que han pasado nunca ha dejado de ser. Cuando caímos, nos levantó; cuando nos descarriamos, nos volvió a encaminar; cuando desmayamos, nos revivió; cuando pecamos, nos perdonó; cuando lloramos, nos consoló. En esos momentos de agonía e incertidumbre, casi de desesperación, que algunos recuerdan, fue más que suficiente. Adaptación de unas palabras de Canon Money
Dios te ama como si fueras la única persona del mundo, y ama a todos tanto como a ti.  San Agustín (354–430)

Ahora te toca a ti expresarle tu amor. Tal vez quieras escribirle una carta, un poema o una tarjeta. Dile lo que significa para ti. ¿Qué aportan a tu vida Su presencia, Sus dones y la promesa de salvación eterna? ¿Qué efecto produce en ti el saber que Él te ama incondicionalmente? Cuéntale lo que sientes, como hizo David de antaño una y otra vez en el libro de los Salmos. «Te alabaré, oh Señor, con todo mi corazón; contaré todas Tus maravillas»2

1. V. Romanos 3:23
2. Salmo 9:1

Podcast

Abi May

Abi May, que también firmaba con el seudónimo de Chris Hunt, fue colaboradora de Conéctate desde Gran Bretaña.

Copyright 2019 © Activated. All rights reserved.