Fe

Una boda muy bien planeada

A los hijos de Dios nada les ocurre por casualidad. Faltan pocos minutos para mi boda, y aquí estoy, de pie, observando las lindas flores y el decorado de la sala. Pienso en los muchos milagros que han hecho posible este momento y me convenzo de que verdaderamente «todas las cosas cooperan para bien»1. Pero me estoy adelantando. Para contar bien esta historia tengo que retroceder en el tiempo:

Nuestra ancla

Los cambios nos acercan mucho al Señor. «Todo declina, todo ha de morir. Tú que no cambias, sigue junto a mí»1. Todo cambia, pero Jesús nunca. Únicamente Él es constante.

Una fe olímpica

Los últimos Juegos Olímpicos, celebrados con éxito en Río de Janeiro, tuvieron momentos de gran emoción. Los atletas que compitieron en los 28 deportes y 41 disciplinas nos deslumbraron con su talento, su audacia, su perseverancia, y su fortaleza física y mental. Más allá de todo eso, sin embargo, un aspecto que para mí brilló en esta edición de los Juegos fue el papel de la fe en la vida y trayectoria de muchos de los participantes.

La moneda más pequeña del mundo

Justo antes de irme a la India, donde hice voluntariado durante varios años, una amiga me hizo un obsequio de despedida muy original, que a mí me pareció también muy útil.

—Estoy preocupada por ti —me dijo—. Te vas a un país difícil. Te puede venir bien contar con esto.

No te fallaré

Si reflexionas sobre los grandes hombres y mujeres que me han servido —tanto los mencionados en la Biblia como otros posteriores— verás que cada uno de ellos vivió para Mí y alcanzó tremendos logros en Mi nombre. Algunos, como los que aparecen en el capítulo 11 de Hebreos, no obtuvieron en la Tierra todo lo que les había prometido. Aun así, su fe no flaqueó, por lo que recibieron íntegramente sus grandes recompensas eternas.

El hilo de oro

Antes de meterme de lleno en la jornada de trabajo y lidiar con una larga lista de asuntos pendientes, me detuve una media hora para hacer una lectura devocional, acompañada de oración y meditación. La Biblia se abrió al azar por Hebreos 11, que se conoce como el capítulo de la fe. Mientras leía los increíbles milagros que ha obrado la fe a través de los tiempos, me di cuenta de que muchas de esas cosas también han ocurrido en mi vida. En vista de que acababa de cumplir 60 años, pasé un rato reflexionando sobre todo lo que llevo recorrido hasta ahora y redacté mi propio capítulo de la fe:

Todo resultará bien

Navegando por Internet me topé con un test de optimismo. Yo me considero una persona bastante positiva, aunque siempre hay margen para mejorar; pero sentí curiosidad por saber si estaba en lo cierto. Como la prueba no tomaba más que unos minutos, respondí las preguntas.

El arte de volar

Estoy leyendo un libro sobre los hermanos Wright, a quienes se les atribuye el haber inventado y construido el primer avión funcional y haber realizado el primer vuelo controlado. El ser humano siempre ha soñado con volar como las aves. Aunque en su época los globos aerostáticos ya existían desde hacía algún tiempo, se daba por sentado universalmente que el vuelo humano mecánico era imposible.

<Page 2 of 8>
Copyright 2019 © Activated. All rights reserved.