Perspectiva

El caballero de los espejos

Una de las películas que más veces vi en mis años de formación fue El hombre de la Mancha.1 Parecía que cada dos o tres meses algún padre, líder juvenil o profesor decidía que era hora de volverla a ver. Yo no soy una gran aficionada a los musicales, pero sí tengo debilidad por esta película.

Las desventuras de una ciclista

Vivimos en una calle en las afueras de un pequeño barrio semiurbano. Hay dos vías para llegar a la urbanización desde nuestra casa, pero ambas presentan varios obstáculos para ciclistas como mi marido y yo.

El dominó de Dios

Hace unos años mi vida experimentó un vuelco nada desdeñable. Ocurrieron cantidad de cambios, todos simultáneos. Terminé abrumada y por momentos bastante desalentada.

Molestos camiones

¿Te has quedado alguna vez atascado detrás de un camión en la hora de mayor tráfico? En África ver un camión sucio, cargado de metales oxidados y vomitando humo negro por el tubo de escape es bastante común. A nadie le gusta quedarse atrapado detrás de uno en medio de un atasco.

¿Teletransportación o transformación?

Hace unos años viajé con una amiga en un bus nocturno a otra región de Sudáfrica. Guardamos el equipaje, nos pusimos los audífonos y nos preparamos para las largas e incómodas horas que teníamos por delante. Recuerdo que antes del viaje pensé: «¿Por qué no habrá teletransportadores? Así no tendríamos que perder tantas horas para llegar a un sitio».Poco me imaginaba lo que nos esperaba.

¡Qué vista!

Hace poco subí a la Montaña de la Mesa, aquí en Sudáfrica. ¡Qué maravilla! Una montaña de cima plana en plena ciudad, desde la que se ven ambos océanos y detrás de la cual se levanta una cadena montañosa llamada los Doce Apóstoles. Tiene más de 1.000 metros de altura, y su abundante y espectacular flora y fauna, rocas y acantilados, le otorgan una belleza singular. Sin embargo, lo que a mí más me fascina es la imponente vista.

Cambio de mentalidad

Un estudio reciente realizado por Charles Schwab arrojó que en EE. UU. 2,4 millones de dólares es la cifra de rigor para que una familia se sienta acaudalada, y que un poco más de 1 millón es lo que se precisa para sentirse desahogado. Lamentablemente, eso significa que apenas el 10% de la población estadounidense se siente desahogada. Después venimos todos los demás. Aparte de eso, independientemente de la posición de una familia en el espectro de ingresos, casi todas señalaron que necesitaban un poco más. Compárese eso con la situación de la mayor parte de la población mundial, que vive en países en vías de desarrollo en los que semejantes montos se consideran jugosas fortunas a las que solamente tienen acceso los más adinerados.

Tachas en el paisaje

Cuando me siento cada vez más abrumada por la acumulación de plazos que tengo que cumplir, me resulta muy reparador hacer una breve pausa y dejar que mi mente y mi corazón se relajen.

<Page 1 of 11>
Copyright 2019 © Activated. All rights reserved.