Entereza

Todas las cosas redundan en nuestro bien

Uno de los versículos más reconfortantes y a la vez intrigantes para mí del Nuevo Testamento, uno que va a contrapelo de todo raciocinio, es Romanos 8:28. La versión Reina-Valera dice: «Sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien». Otras versiones lo aclaran un poquito más y dicen que Dios dispone todas las cosas para nuestro bien o que hace que redunden en nuestro bien. El concepto probablemente se ha conocido desde los albores de la humanidad, y se ha expresado de muy diversos modos en distintas culturas y períodos históricos. Por ejemplo, numerosos refranes españoles lo reiteran: «Hay males que no son tales», «No hay mal que por bien no venga», y otros.

¿Dónde estás, esperanza?

No me agradaba mi estado de ánimo. No era exactamente frío. Era más bien desapacible con posibilidad de tormentas eléctricas. Igualito que el tiempo que hacía aquel día. Entendía perfectamente por qué me sentía así, y eso me asustaba. Los cambios que se avecinaban eran como nubarrones de mal agüero que se cernían sobre mí. También sabía que había esperanza, que mi situación no era irremediable, del mismo modo que era consciente de que el sol estaba por allá arriba en alguna parte. Lo inquietante era no poder verlo.

Hoy y para hoy

Una de las oraciones más sublimes que se hayan enseñado data de hace dos mil años y contiene un sencillo principio que me ayuda a concentrarme en el presente: «Danos hoy nuestro pan de cada día».

Durante 25 años mi dependencia del alcohol y de las drogas me privó completamente de la dicha de vivir. Tenía tal cargo de conciencia y miedo del futuro que estaba siempre aterrorizado por lo que pudiera suceder cada día. Pero en esa frase de la Biblia descubrí un concepto totalmente nuevo de la vida. Cuando vivo en el presente me libero del temor y el tormento.

Las estaciones de la vida

Cuando tocas fondo, cuando los sueños dan lugar a decepciones, cuando se desbarata todo aquello por lo que tanto trabajaste, es fácil caer en la desesperación. En situaciones extremas hasta puedes tener la tentación de acabar con todo por tu propia mano, en el acto. En tales momentos recuerda que te creé con un propósito bien definido, y que ese propósito no es simple, sino multifacético y complejo. 

Lo nuevo me desestabiliza

Pregunta: Prefiero la estabilidad y la rutina cotidiana a los cambios espectaculares, aunque me hago cargo de que estos son inevitables. Pero es algo que me produce desasosiego. ¿Cómo puedo aprender a adaptarme a las circunstancias cambiantes para que no me afecten tanto?

Respuesta: Tienes razón; los cambios son inevitables. De hecho, la vida es un sinfín de curvas y contracurvas.

Cuando las cosas no salen bien

El profeta Habacuc, del Antiguo Testamento, sabía bien lo que es confiar en Dios por muy adversa que sea la situación:

Aunque la higuera no florezca,
ni en las vides haya frutos;

Peldaños

Tomado de los escritos de David Brandt Berg

La próxima vez que sufras un bajón, es posible que estés a punto de descubrir lo cerca de ti que está el Señor y cuánto se preocupa de tu bienestar. Suele ser en los períodos más duros de la vida cuando comprendemos que Jesús está siempre a nuestro lado. Él nos ama, desea lo mejor para nosotros y es capaz de lograr resultados positivos a partir de cualquier cosa que nos suceda, aun de las adversidades. Cada dificultad o decepción puede llegar a ser un peldaño que nos conduzca a mayores satisfacciones.

La roca

Calificar de demoledora la experiencia que viví hace cuatro años sería un eufemismo. Fue como si toda una serie de circunstancias que escapaban a mi control conspiraran contra mí. Me habían despedido de un trabajo en el que lo había dado todo durante casi catorce años. No puedo decir que me lo tomé bien inicialmente. Oscilaba entre el enojo y la depresión. No lograba ver qué camino seguir ni cómo me las arreglaría para mantener a mi familia sin las entradas a las que nos habíamos acostumbrado. Ni siquiera recuerdo si el sol llegó a brillar aquel verano.

<Page 7 of 9>
Copyright 2019 © Activated. All rights reserved.