Capear la tormenta

Capear la tormenta

¿Recuerdas aquella ocasión en que calmé la tempestad? Mis discípulos entraron en pánico y pensaron que perecerían sin remedio. Mas cuando acudieron a Mí solicitando ayuda en vez de enfocarse en sus circunstancias, vine a su rescate a pesar de las olas y la tormenta.1

Lo mismo vale para ti. Hay muchas olas y hasta puede que veas tempestades formándose en el horizonte de tu vida; pero si fijas los ojos en Mí y Mis promesas de amor y desvelo por ti, en Mi sabiduría para guiarte, hallarás las soluciones que te hacen falta. Esas preocupaciones por el futuro se asemejan a las olas que se abaten sobre ti y tu pequeña embarcación. La situación a tu alrededor es como una tempestad amenazante. Por momentos puedes llegar a creer que zozobrarás.

Si me pides que calme la tempestad, lo haré. O si no te indicaré cómo capearla. Lo haré, tal como siempre lo hice por todos aquellos que confiaron en Mí.

Jesús

1. V. Marcos 4:37–41

Podcast

Mensajes de Jesús

Estas palabras de Jesús las captaron hombres y mujeres como tú que simplemente pidieron a Jesús que les hablara. Invocaron la promesa bíblica, que reza: «Clama a Mí y Yo te responderé y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces» (Jeremías 33:3). Gracias a ello obtuvieron consejo, orientación y aliento.

Los mensajes de guía y consuelo que nos vienen en los ratos de oración personal expresan el gran amor y desvelo que nos prodiga Jesús. Él habla a todos los que crean en Él, le pidan que les hable y acepten que ese suave susurro (2 Reyes 12:9) que resuena en sus corazones es la voz de Él. Tú mismo puedes oír directamente a Jesús. Para interiorizarte más sobre el tema, te recomendamos que leas este libro.

Más en esta categoría: « Las realidades de la vida
Copyright 2020 © Activated. All rights reserved.