Fuerza sublime

Fuerza sublime

Cegada estoy a todo,
no acierto a comprender.
En Tus brazos me abandono.
Así segura estaré.
Esas nubes tan sombrías
que me traen pesadumbre,
eres Tú quien las envía
para que en Ti me refugie.

Reposo de mis afanes;
de mis esfuerzos desisto.
Vivo sólo para amarte
y honrar Tu amor infinito.
Poco importa, de repente,
lo que de mis obras queda.
En la quietud del ambiente
mi espíritu se renueva.

Cuando el dolor me embarga
y se me agotan las fuerzas,
las noches se hacen muy largas
y el ansia me desconcierta,
mis ojos fijo en Tus ojos,
Tu sonrisa me da aliento,
a Tu ternura me acojo
en mi amargo abatimiento.

Aunque mi cuerpo se estremece,
mi espíritu no se turba.
Tu Palabra al viento enmudece
y acalla su inmensa furia.
Tu poder continúa firme,
y Tu promesa, segura.
Me das fe para no afligirme
cuando la lucha es dura.

Te elevo una alabanza
por todo lo que me has dado.
Te agradezco cada batalla
y cada triunfo alcanzado.
Si bien mi cuerpo aún gime,
mi alma no desfallece.
Hallé en Ti fuerza sublime,
una paz que prevalece.

Misty Kay

Misty Kay es escritora. Ha padecido cáncer y fibromialgia. Junto con su esposo y sus cuatro hijos ha dedicado años de su vida a labores voluntarias en países de Asia.  

Copyright 2019 © Activated. All rights reserved.