Gratitud

Motivo para celebrar

La humanidad a lo largo de la Historia ha destacado con celebraciones los grandes avances, victorias y ocasiones memorables. Algunos aún continúan celebrándose, como los cumpleaños, los aniversarios, las graduaciones, los ascensos, la Pascua de Resurrección y la Navidad, entre otros.

Alegría como la profesaba Jesús

Una mañana muy fría y sombría, al despertarme, descubrí que había dormido de más. Con un gruñido de disgusto me bajé de la cama y, todavía atontada por el sueño, comencé a vestirme. En ese momento me acordé: ¡Esta mañana temprano hay un evento para el Día de la Mujer, al que me comprometí a asistir! Nuestra misión había organizado diversas celebraciones sobre la mujer en Sudáfrica. Aquel día debíamos ir a un centro para madres en crisis y tomar un té matinal con ellas. Íbamos a llevar diversos convites, entre ellos una tarta de zanahoria, unos bollos suizos y una bolsa de regalos con una variedad de artículos personales y de tocador.

Plenitud de gozo

Quiero que te llenes de Mi gozo, que será tu fortaleza. Deseo que reposes en Mi amor y tengas paz.

A veces tus expectativas son poco realistas y te llevan a excederte, de tal manera que te convences de haber fallado y no haber dado la talla. Quiero despejar todos esos sentimientos negativos. Me propongo eliminar tus miedos y preocupaciones y darte paz. Todo está bien.

La fuente de nuestras fuerzas

El libro de Habacuc es uno de lo más cortos de la Biblia. Empieza con los lamentos del autor por las tribulaciones de Israel, pero termina con una bellísima afirmación de fe: «Aunque las higueras no florezcan y no haya uvas en las vides, aunque se pierda la cosecha de oliva y los campos queden vacíos y no den fruto, aunque los rebaños mueran en los campos y los establos estén vacíos, ¡aun así me alegraré en el Señor! ¡Me gozaré en el Dios de mi salvación!1

El día de hoy

¿Quién hubiera pensado que escribiría un artículo sobre el tema de la felicidad y la satisfacción después de todo lo que hemos vivido este año a causa del COVID-19? Después de haber percibido en el aire tanta inseguridad e incertidumbre, ¿cómo podría ser este un momento para pensar en la felicidad?

Gozo que infunde fuerzas

Has oído que el gozo del Señor es tu fortaleza.1 ¿Cómo se obtiene ese gozo? Amándome con todo tu corazón, toda tu mente y todas tus fuerzas, y amando a los demás. Mientras tengas un corazón de amor —amor por Mí y por el prójimo— Yo te llenaré de Mi gozo y paz.

Buenos réditos

Cuando la vida se torna agobiante, cuando te parece que todo tu mundo se cae a pedazos, cuando consideras que nada de lo que llevas a cabo contribuye a mejorar la situación, piensa en Mí. Piensa en lo mucho que te amo. Piensa en Mi poder. Piensa en todo lo que te he concedido. Si me agradeces todo lo bueno que hay en tu vida, se disiparán los sentimientos pesimistas.

Un antiquísimo cuestionario

Me aventuraría a decir que Habacuc es de los profetas bíblicos menos conocidos hoy en día. Vale decir, sin embargo, que era un conocedor indiscutible de la fuerza de las promesas divinas y lo que significa confiar en Dios por muy negra que se presente la situación:

<Page 1 of 7>
Copyright 2021 © Activated. All rights reserved.