Adivina, adivinanza

Adivina, adivinanza

Nehemías dijo que era la fuente de la fortaleza1. David, el salmista, lo descubrió en la presencia de Dios y se lo devolvió como ofrenda de amor2. Jeremías lo halló en la Palabra de Dios3. El rey Salomón afirmó que Dios premia con él a quien se conduce con honradez y rectitud4. Jesús se lo prometió a Sus seguidores y manifestó que es consecuencia de creer y hacer lo que Él nos dice5.

El apóstol Pablo lo mencionó como uno de los frutos del Espíritu Santo y uno de los sellos distintivos de que el reino de los Cielos se ha instalado en nuestro interior6. ¡Cómo no iba a saberlo! Al fin y al cabo, fue lo que lo sostuvo durante los encarcelamientos, las persecuciones y otros múltiples peligros que sufrió7. El apóstol Pedro dijo que no se podía describir con palabras, pero lo calificó de «glorioso»8.

Me refiero al gozo del Señor.

Lo mejor de todo es que no es patrimonio exclusivo de profetas, salmistas, reyes y apóstoles. Millones de creyentes de toda edad y de todas las épocas lo han conocido y disfrutado. Está además a tu entera disposición. Es gratuito, y puedes contar con él a partir de este instante si haces una sencilla oración y le pides a Jesús que te llene del «gozo inefable» del Espíritu Santo. Él prometió: «Pidan, y se les dará. […] Si ustedes saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más el Padre celestial dará el Espíritu Santo a quienes se lo pidan!»9 Cuando lo recibas, no te sorprendas si te sientes más feliz que nunca y si tu gozo y alegría se contagian a los demás. El gozo del Señor, como todo lo bueno de la vida, se intensifica cuando se comparte.

* * *
Buenos días, Señor, a Ti el primero
encuentra la mirada
del corazón, apenas nace el día:
Tú eres la luz y el sol de mi jornada.
Buenos días, Señor resucitado,
que traes la alegría
al corazón que va por Tus caminos,
¡vencedor de Tu muerte y de la mía!
Liturgia de las Horas, Miércoles I, Laudes

Hazme oír gozo y alegría, y se recrearán los huesos que has abatido. Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí. Vuélveme el gozo de Tu salvación, y espíritu noble me sustente.  Salmo 51:8,10,12

1. V. Nehemías 8:10
2. V. Salmo 16:11
3. V. Jeremías 15:16
4. V. Eclesiastés 2:26
5. V. Juan 15:11
6. V. Gálatas 5:22; Romanos 14:17
7. V. 2 Corintios 11:23; Hechos 20:24
8. V. 1 Pedro 1:8
9. Lucas 11:9,13

Podcast

Keith Phillips

Keith Phillips

Keith Phillips fue jefe de redacción de la revista Activated, la versión en inglés de Conéctate, durante 14 años, entre 1999 y 2013. Hoy él y su esposa Caryn ayudan a personas sin hogar en los EE.UU.

Copyright 2020 © Activated. All rights reserved.