Buenos réditos

Buenos réditos

Cuando la vida se torna agobiante, cuando te parece que todo tu mundo se cae a pedazos, cuando consideras que nada de lo que llevas a cabo contribuye a mejorar la situación, piensa en Mí. Piensa en lo mucho que te amo. Piensa en Mi poder. Piensa en todo lo que te he concedido. Si me agradeces todo lo bueno que hay en tu vida, se disiparán los sentimientos pesimistas.

Te encontrarás a veces en situaciones en las que no se te ocurrirá qué puede haber de bueno para agradecerme. En ese caso, alábame por todo lo bueno que a la larga saldrá de lo malo, pues si me amas, tarde o temprano así será. Lo explica la Biblia en Romanos 8:28: «Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman».1 Puedo hacer que cualquier cosa redunde en beneficio de quienes me aman.

Siempre puedes hallar algo bueno por que agradecerme, aun en medio de un día difícil. Alábame por alguna cosa, y normalmente te acordarás de otra cosa, y de otra, y de otra. La felicidad que te he prometido te llegará sin que la busques si pones el foco en Mí y en lo positivo.

Jesús

1. DHH

Podcast

Mensajes de Jesús

Estas palabras de Jesús las captaron hombres y mujeres como tú que simplemente pidieron a Jesús que les hablara. Invocaron la promesa bíblica, que reza: «Clama a Mí y Yo te responderé y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces» (Jeremías 33:3). Gracias a ello obtuvieron consejo, orientación y aliento.

Los mensajes de guía y consuelo que nos vienen en los ratos de oración personal expresan el gran amor y desvelo que nos prodiga Jesús. Él habla a todos los que crean en Él, le pidan que les hable y acepten que ese suave susurro (2 Reyes 12:9) que resuena en sus corazones es la voz de Él. Tú mismo puedes oír directamente a Jesús. Para interiorizarte más sobre el tema, te recomendamos que leas este libro.

Más en esta categoría: « Un antiquísimo cuestionario
Copyright 2020 © Activated. All rights reserved.