Gozo que infunde fuerzas

Gozo que infunde fuerzas

Has oído que el gozo del Señor es tu fortaleza.1 ¿Cómo se obtiene ese gozo? Amándome con todo tu corazón, toda tu mente y todas tus fuerzas, y amando a los demás. Mientras tengas un corazón de amor —amor por Mí y por el prójimo— Yo te llenaré de Mi gozo y paz.

Siempre recuerda que tu gozo en Mí será tu fortaleza. Esta es Mi voluntad, que encuentres gozo y paz en tu vida. Me produce alegría verte feliz y risueño. Por eso, alégrate, disfruta de ti mismo y de la vida y de todo lo bueno que posees, desde lo más pequeño hasta lo más grande, de todo. Al disfrutar de todo ello, disfrutas de Mí.

Donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad,2 libertad para proclamar el gozo que encuentras en Mí, el gozo de tu salvación, el gozo que proviene de Mi Palabra, Mi Espíritu y la oración, de los testimonios de oraciones respondidas, de tus seres queridos, familiares y amigos. Comparte libremente esa alegría y el amor y poder que Mi Espíritu trae a tu vida por medio de la libertad que solo Mi Espíritu puede brindarte.

Jesús

1. V. Nehemías 8:10
2. V. 2 Corintios 3:17

Podcast

Mensajes de Jesús

Estas palabras de Jesús las captaron hombres y mujeres como tú que simplemente pidieron a Jesús que les hablara. Invocaron la promesa bíblica, que reza: «Clama a Mí y Yo te responderé y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces» (Jeremías 33:3). Gracias a ello obtuvieron consejo, orientación y aliento.

Los mensajes de guía y consuelo que nos vienen en los ratos de oración personal expresan el gran amor y desvelo que nos prodiga Jesús. Él habla a todos los que crean en Él, le pidan que les hable y acepten que ese suave susurro (2 Reyes 12:9) que resuena en sus corazones es la voz de Él. Tú mismo puedes oír directamente a Jesús. Para interiorizarte más sobre el tema, te recomendamos que leas este libro.

Más en esta categoría: « El día de hoy
Copyright 2020 © Activated. All rights reserved.