Guía

Ser antes que hacer

¿Alguna vez te has preguntado si estás haciendo lo que Dios quiere? O sea, ¿con qué finalidad fuiste creado? ¿Qué deberías hacer que le daría sentido a tu vida? Esos son algunos interrogantes que me he planteado y que continúo planteándome a veces. Son preguntas inmensas y no siempre fáciles de responder.

El calendario de tu vida

Muchas personas utilizan el calendario para acordarse de acontecimientos y citas importantes. Incluso puede servir de plan maestro de los hitos de tu vida. La verdad es que existe un calendario exclusivo para ti, y Yo te estoy ayudando a llenar las casillas con planes que me complazcan. Si confías en Mí y me sigues, verás la manifestación de los deseos secretos de tu corazón. El calendario de tu vida está lleno de hechos únicos, memorables y trascendentales.

El secreto

Decisiones hay de todo tipo y todo nivel de trascendencia.

Cada día se nos presentan cantidad de alternativas: ¿Qué vamos a comer? ¿Haremos ejercicio? ¿En qué emplearemos el tiempo?, y la lista continúa. Con el transcurso de los años esas decisiones se transmutan en hábitos y pasan a ser automáticas, inconscientes. Si desde un principio hemos elegido con acierto, no hay muchos motivos de preocupación. El problema se da cuando no hemos elegido bien, pues las pequeñas decisiones son susceptibles de transformarse en malos hábitos que a la larga pueden tener un pésimo efecto en nuestra vida y relación con Dios y nuestros semejantes.

Encrucijadas

El viajero que llega a una encrucijada se ve en una magnífica situación, ya que dispone de varias opciones. Puede seguir adelante, dar media vuelta y regresar por donde vino, o cambiar de dirección, ya a la izquierda, ya a la derecha.

La canción de despedida

No hace mucho trabajé de recepcionista en un museo. Todos los días, unos cinco minutos antes de la hora de cierre, el sistema de sonido reproducía una canción lenta y romántica por los parlantes. Era la señal de que los empleados debíamos juntar nuestras cosas, apagar las luces y pantallas, cerrar los espacios de exhibición y emprender camino a casa. El estribillo de la canción incluía una frase en inglés: «Let go, let go, it’s time to say goodbye» (déjalo, déjalo, es hora de decir adiós).

Las sorpresas que nos da Dios

Lo que es necesario que sepamos, Dios nos lo dice. A veces nos revela lo que queremos saber; pero generalmente tiende un velo sobre el futuro, de tal modo que solo Él conoce lo que sucederá. En cualquier caso, independientemente de lo que sepamos o dejemos de saber, Él ha prometido no abandonarnos ni desampararnos jamás. «Yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo»1. Además nos ha dado la antorcha de Su Palabra, que nos muestra por dónde va el camino. Siempre podemos alumbrarnos con la Palabra de Dios2.

El consejero

Soy una perfeccionista. Me gusta hacer las cosas bien, meticulosamente, por mucho tiempo que me tomen. Me he dado cuenta de que, cuando tomo decisiones, mi principal objetivo es evitar cometer errores. Trato de asegurarme de que mi trabajo y mis decisiones personales estén tan bien como pueden estar.

De la mano de Dios

En mi empeño por alcanzar algunas de mis metas y hacer realidad mis sueños, actualmente me encuentro en una situación en la que el futuro no se ve muy promisorio que digamos. Es poco lo que puedo hacer por avanzar por mi cuenta, y no logro ver adónde me conducirá el camino que he tomado.

<Page 2 of 8>
Copyright 2019 © Activated. All rights reserved.