Para recibir orientación divina

Para recibir orientación divina

¿Será que Dios se interesa por ti? ¿Será cierto que desea brindarte soluciones, bendecir tus esfuerzos, ayudarte a sacarle el máximo provecho a la vida y hacer de ti la mejor persona que puedes llegar a ser? Y en tal caso, ¿es capaz de orientarte en ese proceso? La respuesta a esas tres preguntas es un sí rotundo.

Él sabe que en la vida se te plantean interrogantes y dificultades y quiere darte respuestas y soluciones. Para ello creó un sistema de emisión y recepción, un canal de comunicación entre tú y Él que te permite hablarle en oración y a cambio captar los mensajes que te transmite a ti directamente. Dios le habla a cualquiera que tenga la fe de un niño. Desea hablarte, cultivar contigo una relación más estrecha y entretanto mejorar tu vida.

El primer paso es buscar un lugar tranquilo y tomarte unos minutos para hablar con Dios, del mismo modo en que conversarías con un amigo íntimo. Si tienes una pregunta concreta, plantéasela. O quizá no tengas nada en particular que preguntarle, pero tienes curiosidad por saber lo que Él quiere decirte. En cualquier caso, una vez que le hayas expresado que quieres que te hable, procura acallarte y escuchar lo que Él te responda.

A veces Dios nos habla recordándonos un versículo o un pasaje de la Biblia, que aplicado a la situación particular sobre la que le estás preguntando bien puede ser la solución clara y sencilla que buscas.

En otras ocasiones es posible que Dios te dé un mensaje que nunca hayas oído, que no había transmitido a ninguna persona con esas mismas palabras. Es fácil desestimar esa voz interior razonando que se trata de tus propios pensamientos, sobre todo cuando apenas estás aprendiendo a escuchar al Señor. No obstante, cuando le pidas con sinceridad que te hable, Él lo hará. «Pedid, y se os dará»1 Dios sacia de cosas buenas a los que tienen hambre espiritual.2

Procura tomarte unos minutos cada día para orar y alabar al Señor por Su bondad. A continuación, preséntale la pregunta del día, por así decirlo, y quédate unos momentos escuchando Su percepción o cualquier otra cosa que desee comunicarte. Conforme vayas adquiriendo el hábito, se te hará más fácil escuchar a Dios. Él ha prometido hablarte y no faltará a Su promesa.

«Para recibir orientación divina» es un extracto del librito «Escucha palabras del Cielo»
de la colección Actívate, editada por Aurora Production.

1. Mateo 7:7
2. V. Lucas 1:53

Podcast

Rafael Holding

Rafael Holding es escritor. Vive en Australia. 

Más en esta categoría: « Mi presencia
Copyright 2019 © Activated. All rights reserved.