Oración

La mejor obra pictórica del mundo

La otra noche vi un fascinante documental sobre un famoso fresco de Piero della Francesca: La resurrección, obra que pintó alrededor de 1463 en la Toscana, Italia. Jesús aparece en el centro de la escena en el momento en que vence a la muerte y se alza por encima de cuatro soldados dormidos junto al sepulcro. El cuadro ilustra el contraste entre la esfera humana y la divina. 

Cuando no puedes más

«Respóndeme pronto, oh Señor, porque desmaya mi espíritu. […] Busco la ayuda del Señor. Espero confiadamente que Dios me salve, y con seguridad mi Dios me oirá».  Salmo 143:7; Miqueas 7:7 (NTV)

Cuando ya has sufrido todo un rosario de reveses o contrariedades, una aparente nimiedad puede llevarte más allá de lo que eres capaz de soportar. La tensión se ha ido acumulando gradualmente y sientes que estás a punto de derrumbarte, que no aguantas más.

Como perro con dos colas

Estaba en la puerta, saltando de alegría, ladrando y batiendo la cola, como si dijera: «¡Ha vuelto!» Después de una jornada larga y agotadora, nuestra perra Labrador negra me dispensó la más estupenda bienvenida.

Me hizo sentirme bien. Le sonreí y le presté la atención que ella quería. Al fin y cabo, el perro es el mejor amigo del hombre.

Capear el temporal

Hace algunos años viajé en un carguero con mi familia de Europa a Sudamérica, nuestro nuevo destino de servicio. Debido a largas demoras en el embarque de la carga tuvimos que zarpar en pleno invierno mediterráneo, más o menos en la misma época del año en que el apóstol Pablo naufragó cerca de las costas de Malta1. Nos lo tomamos a broma, y sin mucha convicción le rogamos a Dios que no fuéramos a correr la misma suerte.

Acude a Él

«Mi amado me habló y me dijo: «¡Levántate, amada mía; ven conmigo, mujer hermosa!”»1

Marta fue una mujer que tuvo que aprender la importancia de valorar por sobre todas las cosas la paz y la inspiración que nos brinda Jesús. En una ocasión en que Él fue a visitarla, se preocupó tanto de ser buena anfitriona y estuvo tan inquieta y ajetreada que no le quedó tiempo para Él2. Ese incidente encierra una enseñanza para todos nosotros.

Oraciones eficaces

¿Te olvidas a veces de rezar, o no sabes cómo empezar o qué decir cuando te acuerdas? Toma tiempo hacerse el hábito de orar, pero vale la pena cultivarlo, pues puede servirnos para evitar o resolver muchos problemas. Si tus ratos de oración necesitan un envión, te resultarán útiles los siguientes consejos.

Lo que puede lograr la oración

Aquellos ratos que estamos en la oración, sea cuan flojamente quisiereis, tiénelos Dios en mucho.
Santa Teresa de Jesús (1515–1582), mística y escritora española

La oración —secreta, ferviente y llena de fe— es lo que posibilita que seamos y actuemos como Dios espera de nosotros.
William Carey (1761–1834), misionero inglés

La oración modelo

La Biblia menciona muchas ocasiones en que Jesús rezó. Algunas veces lo hizo toda la noche1. Otras, se levantó antes del amanecer para orar a solas2. De vez en cuando oraba frente a Sus seguidores para darles ejemplo3.

Oró por Sus discípulos y por todos los que llegaríamos a conocerlo a lo largo de los siglos4. Ofreció oraciones de alabanza y acción de gracias Su Padre5. También rezó en tiempos de angustia y dificultades personales6.

<Page 5 of 10>
Copyright 2020 © Activated. All rights reserved.