Año Nuevo

Hecho trizas

Este año, para mí la llegada del nuevo año fue bien sonada. El 31 de diciembre mi teléfono, en un arranque de depresión, decidió saltar de mi mano y darse un porrazo.

Lo recogí enseguida pensando que no le había pasado nada. Había caído sobre una alfombra, y ya me había pasado varias veces sin que sufriera daños.

Flores, proyectos y sueños para el año nuevo

Aunque disfruto mucho ocupándome de mi jardín, a veces las flores me presentan un dilema. Me encanta comprar unas cuantas cada primavera y disfrutar de su belleza en los largos días de verano, mientras las riego y les dedico cuidados. Pero me cuesta desprenderme de ellas cuando amarillean y se marchitan.

¡Feliz cumpleaños, Conéctate!

Habitualmente, esta columna nos ha servido para presentar los temas de cada revista, resaltar algún artículo en particular o contar una anécdota o reflexión personal.

A tono con el calendario, en el número de este mes centraremos primordialmente nuestra atención en las posibilidades que nos ofrece el año nuevo y las oportunidades que nos brindará de demostrar nuestra fe, valentía y perseverancia.

Crecer espiritualmente

P.: Muchos de mis amigos se hacen buenos propósitos de Año Nuevo, la mayoría para cambiar en algún aspecto físico, bajar de peso o superar un mal hábito. Aunque eso viene bien, yo quisiera proponerme crecer espiritualmente este año. ¿Tienen alguna recomendación en ese sentido?

Algo nuevo

Adiós a 2017. ¡Bienvenido el 2018! Se cierra un año más, y ante nosotros se extiende uno nuevo, bullente de posibilidades. Si el último nos trajo desventuras, es probable que lo hayamos despedido sin mucha parafernalia, felices de sepultarlo en el olvido. Eso, sin embargo, no significa que muchos, al asomarnos al año que comienza, no sintamos cierta aprensión y desconfianza.

¡Feliz vida nueva!

Este año puedo ayudarte a ser más como quieres ser. Mejor aún: puedo ayudarte a ser más como Yo quiero que seas.

Es cierto que eso requerirá un esfuerzo por parte tuya. Hará falta que te dejes guiar diariamente por Mi Espíritu. Para que Yo viva y me mueva en ti y para que obre por medio de ti en mayor medida será preciso que te sometas. 

Fresas, velas y propósitos

Era un luminoso día de verano. En aquel entonces yo vivía en Sudáfrica. El año estaba a punto de terminar, y yo había dejado de pensar en las celebraciones navideñas y estaba reflexionando sobre los propósitos que me iba a hacer de cara al nuevo año.

La puerta de la casa se cerró detrás de mí con un sonido metálico. Cuando entré a la cocina, mi madre me vio dirigir la vista hacia una fuente repleta de fresas que había en la mesa.

El primer día de colegio

El primer día del año se asemeja un poco al primer día de clases. Digamos que Dios nos da a cada uno un impecable cuaderno por estrenar, flamantes lápices afilados, libros de texto repletos de nuevas enseñanzas y la posibilidad de empezar de cero. Las expectativas —buenas o malas— que eso suscite en nosotros dependen en buena parte de cómo nos haya ido en el grado anterior el último año. Si nos fue excelente, es probable que saludemos esperanzados al año nuevo, con tremendo entusiasmo. Si apenas logramos pasar raspando, es más fácil que sintamos nervios y aprensión.

<Page 1 of 8>
Copyright 2019 © Activated. All rights reserved.