Año Nuevo

A veces menos es más

Aunque sea un cliché del que se abusa en los curriculum vitae, la verdad es que soy una persona orientada a los objetivos. Desde que tengo memoria me he impuesto metas, particularmente al principio del año, las cuales luego me aboco a alcanzar. Muchos propósitos que se hacen en Año Nuevo quedan en nada porque son cosas que la gente dice en un momento de pasión —o de culpabilidad— y que al rato olvida o desestima. Ese no es mi caso. 

La escalada del nuevo año

Aun los mejores montañistas necesitan un guía cuando se aventuran por montañas que no conocen. Es más, solo un novato imprudente prescinde de guía, un novato como yo.

Hace años, estando de vacaciones en los Alpes suizos, un amigo y yo decidimos subir a un cerro cercano. Para cuando partimos, ya la tarde estaba avanzada. No habíamos andado mucho cuando nos topamos con un rústico pastor que descendía con su rebaño de ovejas después de haberlo tenido todo el día pastando en las zonas altas.

En el inicio del año

Cuando termina un año y me encuentro en el umbral del siguiente, por lo general veo el futuro con optimismo. Me gusta celebrar las victorias del año que pasó, los progresos, los obstáculos superados y las alegrías vividas. También procuro dejar atrás lo que no se logró —los fracasos, los objetivos frustrados, las expectativas no satisfechas— y comenzar el año resuelto a mejorar, trabajar con más eficiencia, progresar más y alcanzar mis metas.

La cima de la montaña

En la que resultó ser su última alocución —pronunciada en Memphis, EE. UU., el 3 de abril de 1968, el día antes de su asesinato—, Martin Luther King se planteó qué le respondería él a Dios si este le preguntara en qué época le gustaría vivir. El activista de los derechos civiles hizo un repaso de la historia de la humanidad, comenzando por los israelitas cuando fueron liberados de la esclavitud por Moisés, pasando por Grecia y Roma, el Renacimiento, la Reforma y la Proclamación de Emancipación, hasta llegar a los tiempos tan turbulentos en que él vivió, con su país inflamado por el odio, la injusticia y el miedo. Su respuesta fue:

Propuesta para este año

Cada año viene cargado de novedades, progresos y nuevas experiencias; de segundas oportunidades, actos de perdón y ocasiones de volver a empezar. Pero también trae consigo múltiples pruebas, desafíos y una buena dosis de dificultades y problemas.

En este nuevo año, lo más importante es tu relación conmigo. Estando Yo a tu lado, tienes la garantía de que superarás todo obstáculo que se te presente.

Un mundo en silencio

Al abrir la puerta de la calle me llama la atención el silencio que reina fuera. ¡Qué increíblemente callado está el mundo! Por lo general hay al menos algo de ruido y movimiento a esta hora. Hoy no. Hoy todo está quieto.

Del cielo gris, encapotado, caen unos copos de nieve, acentuando el aire de misterio. Me abrocho el abrigo y entro en ese delicado mundo de silencio.

Día tras día

Al comenzar el año me acuerdo de una canción popular de los años 70: «Día tras día, día tras día, Señor mío, tres cosas pido: Verte más claramente, amarte más entrañablemente, seguirte más de cerca, día tras día»1.

¿Hora de cambiar de profesión?

Enero suele ser un mes en que mucha gente quiere cambiar de empleo. Hasta dos de cada cinco personas buscan trabajo con determinación en el primer mes del año. Algunos lo que desean es conseguir un trabajo similar; otros tal vez se plantean un cambio radical de profesión.

<Page 2 of 8>
Copyright 2019 © Activated. All rights reserved.