Mi diario

Mi diario

Cuando se me ocurrió inicialmente, como propósito de Año Nuevo, la idea de llevar un diario de vida, la descarté de plano. Demasiados propósitos anteriores habían quedado en el tintero y presentí que terminaría el año con un diario de puras páginas en blanco. Además me dije a mí misma que no tenía tiempo para una tarea más.

Sin embargo, acababa de terminar un curso de asesoramiento en el que llevar un diario era un requisito. El instructor había insistido en que cultiváramos el hábito de anotar nuestros pensamientos, ideas, planes, experiencias, preocupaciones, miedos y triunfos. Constituía un paso importante para llegar al autoconocimiento —nos explicó—, y añadió que era esencial para poder ayudar a otros a resolver sus problemas.

Decidí, pues, hacer el intento sin poner peros y me alegro de haberlo hecho. Elegí una agenda que tenía una frase profunda y un versículo de la Biblia en la parte inferior de cada página y me comprometí a pasar 15 minutos diarios escribiendo en ella. Estos son algunos de los beneficios que me ha reportado:

  • - Llevar un diario me ayuda a conocer mejor mis puntos fuertes y a identificar los esquemas mentales y hábitos que son contraproducentes o negativos.
  • - Me ayuda a descubrir discrepancias entre lo que pienso y lo que hago; por ejemplo, quiero bajar de peso, pero
  • pongo pretextos para no hacer ejercicio.
  • - El escribir las experiencias difíciles o tristes que tengo me ayuda a entender y aceptar lo que pasó, elemento fundamental del proceso de sanación.
  • - El hecho de anotar lo que he pedido en mis oraciones cada día y llevar un registro de las respuestas que obtengo fortalece mi fe.
  • - El dejar constancia de los conflictos que surgen con personas con las que me cuesta llevarme bien me ha ayudado a descubrir y evitar las reacciones que conducen a malentendidos y malos sentimientos.

Al final de cada mes repaso y resumo lo más destacado, lo que me da una mejor idea de cómo van las cosas, qué exigencias u obstáculos se me presentaron, cómo se resolvieron, qué oraciones fueron respondidas, cuánto avancé en la consecución de mis metas, qué decisiones tomé, qué planes llevé a término, etc.

En retrospectiva puedo decir de todo corazón que mi diario de vida ha valido la pena. Las páginas que escribí el año pasado son ahora un tesoro de ideas, reflexiones, experiencias, revelaciones, logros y oraciones respondidas.

Podcast

Iris Richard

Iris Richard

Iris Richard tiene siete hijos y seis nietos. Vive con su marido en Kenia, donde participa, desde hace 25 años, en labores misioneras y programas de ayuda humanitaria. Es enfermera y consejera. 

Copyright 2020 © Activated. All rights reserved.