Día del Amor

¡Feliz Día del Amor y la Amistad!

Cada vez que pienso en el Día del Amor y la Amistad o Día de San Valentín, fecha que se conoce por el intercambio de cariñosos regalos entre personas que se quieren, me viene a la memoria el gran regalo que nos hizo Dios cuando nos entregó a Su Hijo, Jesús. Y me acuerdo de que todo el amor que sentimos por los demás en ese día —y cada día del año— se debe precisamente al amor que nos comunica Dios. Para Él no hay ocasión que no se preste para dar. Me gustaría seguir Su ejemplo en la medida de mis posibilidades.

Encontré un poema que me llegó muy hondo y menciona algunos de los regalos que nos hace nuestro gran Amor cada día del año. Cuando nos sentimos rebosantes de amor por todos los regalos que hemos recibido, nos dan ganas de comunicar ese amor a los demás para que ellos también lo disfruten.

Un regalo y un tesoro

Cuentan los libros de Historia que durante las Lupercales, fiestas que con el tiempo probablemente dieron lugar a la celebración del día de San Valentín, los jóvenes romanos echaban suertes para elegir una muchacha a la que harían obsequios y cortejarían durante el siguiente año. En nuestros días se ha abandonado esa elección de novia al azar, pero el 14 de febrero los enamorados de muchos países intercambian tarjetas de felicitación y regalos a fin de expresarse su amor.

Esa fecha me evoca el caso verídico de una pareja. Todo empezó hace varios años...

Copyright 2019 © Activated. All rights reserved.