El papel de los ángeles

El papel de los ángeles

Dios envía un profeta para preparar el camino.

Un ángel se aparece al sacerdote Zacarías y le dice que su mujer, Elisabet, dará a luz un varón a pesar de que hace años que no está ya en edad de concebir. Le indica además que han de llamarlo Juan. El ángel explica también que Dios envía la criatura para preparar el camino del Mesías. Ese niño se convirtió en Juan el Bautista (Lucas 1:5–25).

El ángel Gabriel visita a María.

Una joven, comprometida con un carpintero de nombre José, recibe la visita del ángel Gabriel, quien le anuncia que concebirá un niño que se llamará Jesús. Intrigada, ella pregunta cómo sucederá tal cosa en vista de que es virgen. Gabriel le explica que la criatura será el Hijo de Dios (Lucas 1:26–38).

María se salva de un escándalo.

Un ángel se aparece a José en un sueño y lo anima a casarse con María tal como tenía pensado. Le dice además que su hijo será Jesús, el Salvador (Mateo 1:20–24).

Una hueste celestial anuncia el nacimiento de Jesús a unos pastores.

Unos pastores que apacentaban sus rebaños en campos cercanos a Belén reciben la visita de unos ángeles la noche del nacimiento de Jesús. Primero un ángel les manifiesta que ha nacido el Salvador; luego el cielo se llena de ángeles que proclaman la gloria de Dios (Lucas 2:8–20).

El niño Jesús escapa de un intento de asesinato.

Un ángel se aparece a José en un sueño y le advierte que se lleve a Jesús y a María a Egipto, porque el rey Herodes trama dar muerte al niño (Mateo 2:13–18).

De regreso a Nazaret.

Una vez más, un ángel se aparece a José en un sueño para indicarle que regrese a Israel, su tierra, con María y Jesús, pues el rey Herodes ha muerto (Mateo 2:19–23).  

* * * * *
Era una noche clara,
una noche de amor;
una estrella la alumbraba
con su fino resplandor.
Mostraba el camino
que llevaba hasta el portal.
Presagiaba el destino
de toda la humanidad.
Los ángeles y heraldos
anunciaban que esa noche
nos nacía un aguinaldo
que, aunque de envoltorio pobre,
Su riqueza no tiene nombre.
Gabriel García V.
* * * * *

Los ángeles que entonaron alabanzas a Dios la noche en que nació Jesús siguen haciéndolo hoy en día. El ruido y el ajetreo de la vida ahogan un poco sus voces; pero si prestas atención, las oirás. Únete a ellos.—Alejandro Pérez

Abi May

Abi May, que también firmaba con el seudónimo de Chris Hunt, fue colaboradora de Conéctate desde Gran Bretaña.

Más en esta categoría: « Lo medular Recuperar el sentido »
Copyright 2019 © Activated. All rights reserved.