Se respira la Navidad

Se respira la Navidad

Bendita sea la fecha que aglutina a todo el mundo en una conspiración de amor.—Hamilton Mabie

Siempre he pensado que la Navidad es una fecha estupenda, una temporada de perdón, de afecto, de caridad, la única ocasión que conozco, en el largo calendario del año, en que hombres y mujeres parecen ponerse de acuerdo para abrir libremente sus cerrados corazones y considerar a los que son inferiores a ellos como compañeros de viaje hacia la tumba y no como seres de otra especie con un destino distinto.—Frase del sobrino de Scrooge en «Un cuento de Navidad», de Charles Dickens

El mundo está lleno de sonidos navideños. Si escuchas con los oídos, oirás villancicos, campanadas y risas, y de vez en cuando un gemido de soledad. Si escuchas con el corazón, oirás el rumor de las alas de los ángeles, el murmullo de las expectativas interiores, el sonido sagrado del silencio más profundo y el susurro vibrante de la Palabra eterna.

El mundo está lleno de escenas navideñas. Si miras con los ojos, verás árboles esplendorosamente decorados, estrellas revestidas de oropel, velas encendidas y pesebres. Si miras con el corazón, verás en tu interior la estrella de Belén.—Adaptación de una reflexión de Anna May Nielson

¿Qué es la Navidad? Es ternura por el pasado, valor para el presente y esperanza para el futuro. Es el ferviente deseo de que cada taza rebose de bendiciones eternas y de que cada camino nos lleve a la paz.—Agnes Pahro

La humanidad es una gran familia, una familia inmensa. Queda demostrado por lo que sentimos en nuestro corazón en Navidad.—Juan

xxiii

Si la Navidad está presente en nuestro corazón, lo estará también en el ambiente.—W. T. Ellis

Que tengas la alegría de la Navidad, que es esperanza; el espíritu de la Navidad, que es paz; el corazón de la Navidad, que es amor.—Ada Hendricks

¿Cuándo nació Cristo?

Hay teólogos que discuten sobre la auténtica fecha del nacimiento de Cristo. ¿Qué más da? Lo único que importa es que nació, vivió y murió por ti y por mí, y que resucitó para que nosotros podamos hacer lo mismo. Siglos atrás alguien fijó el 25 de diciembre para festejar Su natalicio. Por mí está bien. No importa cuándo se celebre, con tal de que se haga.—David Brandt Berg

Etiquetado como
Más en esta categoría: Navidad en el corazón »
Copyright 2020 © Activated. All rights reserved.