Naturaleza de Dios

Un Dios inmutable en un mundo mudable

Una verdad que no admite duda es que difícilmente hay algo que se conserve igual con el paso del tiempo. A mucha gente eso le genera conflicto. Por una parte, hay personas muy ávidas de cambio, entre ellas, la autora de libros de autoayuda Karen Salmansohn, que dijo: «¿Qué pasaría si les dijera que en 10 años su vida no variaría un ápice? Dudo que les haría gracia. Entonces ¿por qué tanto miedo al cambio?»

Te presento al Director Ejecutivo

En la Historia ha habido muchos líderes y altos ejecutivos con gran poder de atracción y visión de futuro, pero ninguno llega a tener la importancia monumental y trascendental de Jesucristo. ¿Qué enseñanzas podemos entonces extraer de Su ejemplo de dirección?

No corremos solos

Con frecuencia oímos decir que nuestra vida de fe se asemeja a correr una carrera o hallarse en medio de una travesía. Hay numerosas canciones, libros y sermones basados en esos conceptos. Como corredor que soy, encuentro inspiración en el versículo: «Corramos con perseverancia la carrera que tenemos delante de nosotros […], puestos los ojos en Jesús».1 Hace poco eso se me hizo patente desde una perspectiva totalmente nueva.

Un jefe fuera de lo corriente

El Jefe manda, el Jefe dirá, el Jefe lo resolverá, decimos muchas veces, en plan simpático, los cristianos que deseamos exaltar a Cristo y combinar la obra que hacemos por Él con nuestras actividades de todos los días. Con ello inferimos que Dios es un jefe amigable y paternal, pero al fin y al cabo, jefe. Nos imparte instrucciones, nos resguarda, nos alienta y nos apoya, pero igual mantiene una oficina en el piso de arriba y no se arremanga la camisa ni se ensucia las manos en el lodazal de los asuntos cotidianos.

31 centavos

Uy, eso es mucho dinero —pensé.

O sea, relativamente.

Suelo caminar por mi vecindario para hacer algunas compras y un poco de ejercicio. Con bastante frecuencia veo monedas en la vereda o en la calle y las recojo. Por lo general son centavos, pero no soy de rechazar el dinero, aunque sea muy menudo. De vez en cuando encuentro una moneda de cinco o de diez.

Dios no es un elefante

Soy gran admiradora de Mike Donehey, el solista de Tenth Avenue North y anfitrión de la página que publica el grupo en YouTube. A menudo describe cómo se inspira para escribir sus canciones o relatos con un tinte humorístico que le ayuda a entender a Dios y Sus caminos. Uno de mis favoritos es «Dios no es un elefante.»1 Dice que lo sabe porque lo vio, no a Dios, sino a un elefante.

Lo que me apasiona de Jesús

El otro día, en la mesa de un restaurante, mientras mataba el tiempo en medio de unas diligencias, resolví anotar espontáneamente algunos pensamientos sobre lo que significa Jesús para mí y lo que me apasiona de Él. Estas cosas me acudieron a la mente:

La creación habla

En cierta ocasión hicimos una excursión en familia hasta la cima del pico Pikes, uno de los más altos de las Montañas Rocosas. A unos 4.200 metros sobre el nivel del mar nos deleitamos con increíbles vistas de lagos, formaciones rocosas, bosques y altas montañas en los cuatro puntos cardinales. Toda aquella escena quedó grabada en la memoria colectiva de nuestra familia, para evocarla una y otra vez.

<Page 1 of 6>
Copyright 2021 © Activated. All rights reserved.