Naturaleza de Dios

Un amigo como ninguno

Tengo un gran amigo en el que puedo confiar plenamente. Él me abre su corazón, y yo me siento bien haciendo lo propio con Él. Conoce mis pensamientos y entiende lo que es importante para mí.

Decisiones pródigas

La parábola del hijo pródigo es probablemente la más conocida de cuantas contó Jesús1. Relata el caso de un joven que se va de casa, se descarría, se arrepiente de sus decisiones y termina regresando al hogar, donde su padre le brinda una cálida y amorosa bienvenida. Se trata de un tema que ha aparecido en innumerables obras literarias, que se ha repetido incontables veces en la vida real, que se ha retratado en el arte, que se ha representado en la danza y que hasta está presente en la música contemporánea, como por ejemplo en la carátula del álbum Beggar’s Banquet, de los Rolling Stones. Es un relato de humanidad, que trasciende fronteras nacionales, religiosas, geográficas e incluso históricas, y que hoy en día sigue siendo tan conmovedor y actual como hace dos milenios.

Entrevista relámpago

Dios no constituye un misterio total; en Su Palabra nos ha revelado mucho sobre Sí mismo. Acerca una silla y escucha lo que ha dicho. Aunque no lo descubriremos todo1, hay bastante materia para empezar. «Yo proclamo firmes promesas en público; no susurro cosas oscuras en algún rincón escondido. No les habría dicho […] que me buscaran si no fuera posible encontrarme»2.

Conocer a Dios

Describir a Dios puede ser una tarea harto difícil. Su personalidad presenta múltiples facetas. Su carácter es insondable. Aparte de eso, todos nos hallamos en una etapa distinta de desarrollo, y nuestra relación con Dios evoluciona a través de los años.

Una relación más estrecha

No necesitamos gritar nunca a través de los espacios a un Dios ausente. [Él] está más cerca que nuestra propia alma, más que nuestros pensamientos más secretos.
A. W. Tozer (1897–1963)

*

A Dios se lo conoce en el silencio. Él se manifiesta por medio de misterios. 
Robert Hugh Benson (1871–1914)

Súbete a un monte alto

Conocer a Cristo se parece un poco a escalar una montaña. Desde abajo se ve bien poco; la montaña misma parece apenas de la mitad de la altura que tiene en realidad.

Al coronar la primera loma, el valle se agranda a nuestros pies.

Fidelidad a toda prueba

La fidelidad y la lealtad son virtudes en franca decadencia hoy en día. Casi a diario leemos, con asombro y tristeza, noticias de personas que traicionan la fe depositada en ellas, en muchos casos por fama o por lucro. Las historias de deslealtad están a la orden del día y dejan profundas heridas en los afectados. Ciertamente cualquiera es capaz de ello —todos tenemos pies de barro—, por lo que vale la pena que nos esforcemos por ser más leales y valorar la fidelidad, de parte nuestra y de quienes nos rodean. Dios sin duda puede obrar en nosotros y ayudarnos en esa aspiración.

Quarks de gloria

Peter y yo nos tomamos unos días de descanso en un pequeño balneario. Cierto día, a la caída de la tarde, iba yo paseando por la playa cuando de pronto alcé la vista y me encontré con un deslumbrante cielo arrebolado.

Las nubes dispersas comenzaron a teñirse de tonos durazno, violeta y oro, contrastando con el fondo azul intenso del cielo. A mí me encantan todos los atardeceres; pero de cuando en cuando he presenciado alguno que otro tan, pero tan sobrecogedor que no pude quitarle los ojos de encima. El Gran Pintor desde luego captó mi atención con ese. Era como si estuviese vertiendo luz líquida de colores en cada nube. Los diversos matices las iban llenando hasta que parecían desbordarse. Se difundían en espléndidos torrentes, remolinos y volutas, formando un caleidoscopio vivo en permanente movimiento.

<Page 3 of 5>
Copyright 2020 © Activated. All rights reserved.