Una historia de amor

Una historia de amor

En la Biblia Dios a menudo se vale de metáforas o alegorías para describir nuestra relación con Él; a saber, un pastor y su oveja, un padre y su hijo, una vid y sus sarmientos y una novia y su novio.

Aunque la Biblia se compone de 66 libros, diversos comentaristas observan que en realidad se trata de un solo libro con un hilo conductor nítido. Es una historia de amor. Y como toda historia de amor, esta tiene un principio, algunos altibajos y un final dramático.

Este idilio se inicia «en el principio» cuando Dios creó al hombre y la mujer. Los concibió tal como quería, les insufló el hálito de vida y enseguida admiró la obra de Su creación:

—¡Es buena en gran manera! —dijo.

Desgraciadamente el hombre y la mujer optaron por rechazar el ofrecimiento de una relación íntima, perfecta y eterna con Él, y prefirieron alejarse y sumirse en el egoísmo y el pecado. Sin Dios, los seres humanos, creados para gozar de intimidad con Él, experimentaron todo lo contrario: soledad, rabia y dolor. A lo largo de las edades hemos probado toda suerte de recursos para recobrar el sentido de realización que nos brindaba esa intimidad perdida, pero nada nos satisfacía.

Al final, aunque fuimos nosotros los que le dimos la espalda a Dios, fue Él quien inició la reconciliación. Movido por Su inagotable amor, sabía que no existía sino una solución. Pese al enorme costo que representaba, buenamente decidió enviar a Su propio hijo para conducirnos de regreso a Él.

¿Qué significa eso para nosotros? Que el cristianismo no es una religión ni un rosario de reglas. Cristianismo es sinónimo de relación, y no una cualquiera, sino un matrimonio, que implica necesariamente intimidad, transparencia, comunicación abierta y sueños, metas y deseos compartidos. Jesús aguarda radiante al fondo del pasillo a la espera de que Su estupenda novia se le acerque y se coloque a Su lado.

Gabriel García Valdivieso

Gabriel García Valdivieso

Gabriel García Valdivieso —que firma algunos artículos con el seudónimo de Gabriel Sarmiento— es director de la revista Conéctate. Tiene una larga trayectoria como traductor e intérprete. Es además profesor, locutor, redactor de artículos motivacionales y escribe poesía. Ha vivido en tres continentes y desde hace 40 años es misionero voluntario de La Familia Internacional. En su cuenta en Twitter publica noticias, frases y reflexiones: @gabiconectate.

Más en esta categoría: « La diferencia Fascinado con Jesús »
Copyright 2021 © Activated. All rights reserved.