Promesas de aplicación práctica

La Biblia contiene cientos de promesas que fueron escritas para cada uno de nosotros. No se trata de meras palabras; como dijo Jesús, «son espíritu y son vida»,1 promesas de aplicación práctica que afianzarán tu fe en Dios y te impulsarán a vencer cualquier obstáculo que se te presente.

A continuación reproducimos unas cuantas, cuya veracidad ha sido probada por millones de personas a través de los tiempos. Tú también puedes afirmarte sobre ellas.

Cuando [...] pasen ustedes por todos estos sufrimientos y angustias, si se vuelven al Señor y le obedecen, Él, que es bondadoso, no los abandonará.  Deuteronomio 4:30-31, Versión Popular

*

Él es la Roca, cuya obra es perfecta, porque todos Sus caminos son rectitud; Dios de verdad, y sin ninguna iniquidad en Él; es justo y recto.  Deuteronomio 32:4

*

El Dios sempiterno es tu refugio; por siempre te sostiene entre Sus brazos.  Deuteronomio 33:27, Nueva Versión Internacional

*

El Señor es mi roca y mi fortaleza, y mi libertador.  2 Samuel 22:2

*

En Ti confiarán los que conocen Tu nombre, por cuanto Tú, oh Señor, no desamparaste a los que te buscaron.  Salmo 9:10

*

Muchas son las aflicciones del justo, pero de todas ellas le librará el Señor.  Salmo 34:19

*

¡Cuán preciosa, oh Dios, es Tu misericordia! Por eso los hijos de los hombres se amparan bajo la sombra de Tus alas.  Salmo 36:7

*

Echa sobre el Señor tu carga, y Él te sustentará; no dejará para siempre caído al justo.  Salmo 55:22

*

Desde el cabo de la tierra clamaré a Ti, cuando mi corazón desmayare. Llévame a la roca que es más alta que yo.  Salmo 61:2

*

Mi socorro viene del Señor, que hizo los Cielos y la Tierra.  Salmo 121:2

*

El día que clamé, me respondiste; me fortaleciste con vigor en mi alma.  Salmo 138:3

*

Si anduviere yo en medio de la angustia, Tú me vivificarás; [...] extenderás Tu mano, y me salvará Tu diestra.  Salmo 138:7

*

El que confía en el Señor estará seguro.  Proverbios 29:25

*

He aquí Dios es salvación mía; me aseguraré y no temeré; porque mi fortaleza y mi canción es el Señor, quien ha sido salvación para mí.  Isaías 12:2

*

No temas, porque Yo estoy contigo; no desmayes, porque Yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de Mi justicia.  Isaías 41:10

*

Yo el Señor soy tu Dios, quien te sostiene de tu mano derecha, y te dice: «No temas, Yo te ayudo».  Isaías 41:13

*

Los montes se moverán, y los collados temblarán, pero no se apartará de ti Mi misericordia.  Isaías 54:10

*

No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros.  Juan 14:18

*

Sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a Su propósito son llamados.  Romanos 8:28

*

No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar.  1 Corintios 10:13

*

A Dios gracias, el cual nos lleva siempre en triunfo en Cristo Jesús.  2 Corintios 2:14

*

Me ha dicho: «Bástate Mi gracia; porque Mi poder se perfecciona en la debilidad». Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo. Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.  2 Corintios 12:9-10

*

No te desampararé, ni te dejaré.  Hebreos 13:5

*

Vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas, para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro que es perecedero, aunque se pruebe con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo, a quien amáis sin haberle visto, en quien creyendo, aunque ahora no lo veáis, os alegráis con gozo inefable y glorioso.  1 Pedro 1:6-8

*

El Dios de toda gracia, que nos llamó a Su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, Él mismo os perfeccione [mejore o desarrolle espiritualmente], afirme, fortalezca y establezca.  1 Pedro 5:10

1. Juan 6:63
Copyright 2019 © Activated. All rights reserved.