Mensaje del vencedor de Armagedón

Puede que los acontecimientos y circunstancias que se abordan en este libro te hayan producido cierto desasosiego y preocupación acerca del futuro, o incluso que te hayan alarmado por las consecuencias que puedan tener para ti y para tus seres queridos. Es comprensible que te sientas así. Todos esos sucesos monumentales significarán el fin del mundo tal como es hoy. Se han descrito situaciones que serán de lo peor que se ha visto en la Historia, y otras que marcarán el comienzo de los mejores tiempos. Pero cuando pases por todo eso no debes olvidar que Yo estoy contigo. Si me has aceptado como salvador y amigo, Yo —el vencedor final del conflicto del Tiempo del Fin— estaré a tu lado en todo momento, y no permitiré que te sobrevenga ningún mal duradero. Me perteneces, y te he reservado un lugar en el Cielo. Nada puede quitártelo.

Aunque esas épocas sean de las peores que el mundo ha atravesado, no tienen por qué serlo para ti. Si Yo vivo en tu corazón, y tú procuras no apartarte de Mí, pueden ser de las más provechosas, en las que logres hacer mayor bien que nunca. Por eso, no temas lo que va a suceder. Encara el futuro con la certeza de que todo resultará de la manera más estupenda que podrías imaginarte. Esa es la promesa que te hago.

Jesús.


Si aún no has aceptado el maravilloso regalo que Jesús te ofrece —la salvación—, haz una oración como la siguiente:

Jesús, creo que eres el Hijo de Dios y te acepto como salvador. Amén.

Copyright 2019 © Activated. All rights reserved.