El resurgimiento del paganismo

«¡Nadie os engañe en ninguna manera!, pues [el día del regreso de Jesús] no vendrá sin que antes venga la apostasía [abandono de la fe cristiana]» (2 Tesalonicenses 2:3).


En años recientes muchos comentaristas han llamado «postcristianas» a las sociedades europeas y las naciones occidentales de hoy. El arzobispo católico de Westminster, cardenal Cormac Murphy-O’Connor, hizo la siguiente valoración sombría del cristianismo en el Reino Unido: «Cristo ha sido sustituido por la música, las creencias de Nueva Era, el movimiento ecologista, el ocultismo y la economía de libre mercado»85.

Al referirse a las señales que indicarían la proximidad de Su regreso, Jesús dijo a Sus discípulos en tres ocasiones que aparecerían en el mundo numerosos falsos profetas y que estos atraerían gran cantidad de seguidores. «Muchos falsos profetas se levantarán y engañarán a muchos» (Mateo 24:11)86.

El paganismo está en auge. La BBC informa que «según un estudio realizado en 1997 había unos 100.000 paganos practicantes en el Reino Unido, lo cual representó un incremento de 95.000 desde 1990»87.

Se ofrecen subvenciones estatales a quienes quieren aprender a hacer sortilegios. […] Actualmente pueden tomar cursos no presenciales de la Escuela Británica de Yoga para iniciarse en el antiguo arte de la wicca. Tales cursos son reconocidos por el Gobierno, por lo que los alumnos obtienen descuentos en los aranceles. He aquí una muestra de las materias que se estudian: realización de sortilegios, adivinación, espíritus, dioses y diosas, el Libro de las sombras y magia lunar. A los alumnos que aprueban se les concede un diploma de wicca/hechicería otorgado por la New Age Foundation88.
«Dejen que los niños vengan a Mí», dijo Jesús. En ningún momento agregó: «Pero primero anímenlos a cuestionar su fe y denles a conocer los postulados del ateísmo». Pues bien, esa es la propuesta del Institute for Public Policy Research [del Reino Unido], la fábrica de ideas del Nuevo Laborismo, que se ha fijado la meta de rediseñar los programas de educación religiosa con lineamientos progresistas.
El informe del IPPR titulado ¿Para qué es la educación religiosa? indica su deseo de que a los niños «se los anime activamente a cuestionar las creencias religiosas que traen consigo al aula» y se les enseñen alternativas de hoy en día, como el paganismo y el ecologismo89.

En los EE.UU., el paganismo también está en auge:

Helen Berger, profesora de sociología de la Universidad de Wetchester [y] editora de Witchcraft and Magic: Contemporary North America, publicado por University of Pennsylvania Press, estima que hay al menos 200.000 paganos practicantes en los Estados Unidos. Otros académicos calculan que la cifra podría ascender a 700.00090.

Basándose en datos de una encuesta sobre identificación religiosa realizada en 2001, los wiccanos y otros cultos paganos ocupan, por número de adeptos, el séptimo lugar entre los grupos religiosos de EE.UU.

La encuesta ARIS realizada entre la población adulta de EE.UU. arroja que entre los años 1990 y 2001 el número de wiccanos se multiplicó por 17. Fue la confesión que más creció de todas las evaluadas. Eso indica que se duplica el número de adeptos aproximadamente cada 2 años y medio. Si ese índice de crecimiento es exacto y se mantiene, en el año 2012 los wiccanos serán el tercer grupo más importante de EE.UU., detrás del cristianismo y el judaísmo91.

El chamanismo, la santería, el candomblé, la macumba y el vudú, que tienen mucha acogida en América Latina y África, también pueden incluirse en esta suerte de reavivamiento pagano.

Si bien en 1962 se prohibieron en Estados Unidos la oración y la lectura de la Biblia en los colegios estatales, muchos de esos centros docentes ofrecen hoy a sus alumnos cursos autorizados de hechicería y ocultismo.

La Biblia enseña que a quienes se empeñan en rechazar las verdades divinas se les envía «un poder engañoso, para que crean en la mentira» (2 Tesalonicenses 2:10,11). Cuando nos negamos a aceptar la verdad, no nos queda nada en qué creer sino la mentira. De ahí que en estos tiempos modernos gran parte de la humanidad sea presa fácil de embaucadores y falsos profetas. Huelga decir que el Diablo no siempre se muestra como la fuerza espiritual maligna y destructiva que es. Todo lo contrario. Las Escrituras nos advierten que él y sus agentes en muchos casos se presentan como mensajeros de la luz y del bien: Pablo explica: «El mismo Satanás se disfraza de ángel de luz. Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan de ministros de justicia» (2 Corintios 11:14,15). El demonio es el engañador por excelencia.

Desencantada por la aparente ausencia de realidades espirituales en las religiones tradicionales, mucha gente lamentablemente termina sugestionándose con el lado negro del mundo espiritual. Un experto sudafricano en satanismo señala que las iglesias que están espiritualmente muertas son las culpables del creciente interés de la juventud en el ocultismo. La agencia Reuters informa:

«El satanismo va en aumento. Esto se nota sobre todo en sus manifestaciones más graves: en los homicidios y en los asaltos», declaró en una entrevista el coronel Kobus Jonker, jefe de la unidad de investigaciones de delitos relacionados con el ocultismo de la ciudad de Pretoria.
Según Jonker, la proclividad de los jóvenes a probar el ocultismo es atribuible a la miseria espiritual en que se encuentran las iglesias predominantes de Sudáfrica. «La falta de vida de muchas de nuestras iglesias es casi palpable. No pasa nada. Yo no quiero asistir a una iglesia de esas»92.
Copyright 2020 © Activated. All rights reserved.