Sobredosis de información

«La ciencia aumentará» (Daniel 12:4).

Cargado de razón estaba quien acuñó hace unos años la expresión sobredosis de información. Si el cúmulo de información a la que tenemos acceso es una indicación de los conocimientos científicos que hay, en la presente generación estos han aumentado hasta alcanzar cotas inimaginables. A continuación reproducimos algunos datos pasmosos sobre este fenómeno:

* Según cifras y extrapolaciones preparadas en el campus de Berkeley de la Universidad de California, se estima que el monto total de la información digital existente pasó de 5 exabytes en 2003 a 8 exabytes en 2005, es decir, aumentó en un 60%. Eso significa que en un año el mundo genera 57.000 veces la cantidad de información que está archivada en la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos.
Un exabyte equivale a 1.000 millones de gigabytes, o 1018 bytes. Se calcula que todas las palabras pronunciadas por la humanidad a lo largo de la Historia equivalen a 5 exabytes. Los datos registrados en medios magnéticos—por ejemplo, la información digital de negocios— representa el 90% de esta abismal cifra. La Universidad de California estima que el capital informático del mundo aumenta en un 30% cada año72.
* Los datos publicados en Internet se duplican cada 6 meses
* La información empresarial se duplica cada 18 meses
* Los datos científicos se duplican cada 5 años.
* Los datos biológicos se duplican cada 5 años.
* La información genética útil se duplica cada 18–24 meses.
* La suma total del conocimiento humano se duplica cada 2–3 años, y se espera que pronto se duplique cada año.
* Los conocimientos publicados se duplican cada 8 años.
* Los conocimientos técnicos se duplican cada 3 años.
* Los conocimientos médicos se duplican cada 7 años73.
* Anualmente se publican alrededor de un millón de libros (títulos, no ejemplares). En la actualidad se editan 25.276 diarios, 40.000 revistas académicas, 80.000 publicaciones periódicas y 40.000 boletines informativos74.
* Cálculos basados en el sondeo del servidor Netcraft Web de enero de 2008 indican que hay más de 155,5 millones de sitios web, lo que supone un incremento de más de 33 millones en seis meses75.

Ya en 1995 el profesor Peter Cochrane, de la División de Aplicaciones Avanzadas de British Telecom Laboratories, afirmó: «Existen hoy en día relojes de pulsera con más capacidad de procesamiento que algunos grandes computadores de 1970. Automóviles comunes de la actualidad poseen más inteligencia que el primer módulo de alunizaje [el módulo lunar del programa Apolo]»76. En la década transcurrida desde que se emitió esa declaración, la informática y otras disciplinas afines han avanzado exponencialmente.

El 70 por ciento de toda la información que existe a escala global se generó desde la creación de la Internet, y actualmente se duplica cada tres años. Eso significa que para el año 2015 tendremos 16 veces más información de la que teníamos en 200377.

Aunque científica y tecnológicamente hayamos dado grandes pasos, ¿nos ha proporcionado eso mayor felicidad o satisfacción que la que tenían nuestros antepasados? Si bien los conocimientos se han incrementado, gran parte de nuestro ingenio científico se desperdicia en la creación de armamento de destrucción masiva. Se priorizan artículos suntuarios y aparatos de alta tecnología mientras hay seres humanos que padecen hambre y viven en la indigencia.

La revista Time dio cuenta de esto en un artículo de portada de 1995 titulado La evolución de la desesperanza:

Las videograbadoras y los hornos de microondas tienen sus virtudes; pero en el transcurso de nuestra muy eficiente vida cotidiana, por momentos parece que algo anda seriamente mal. […] Cualquiera que sea el origen del estrés, a veces tenemos la sensación de que no fuimos concebidos para la vida moderna.
En algunos países industrializados, los índices de depresión se duplican aproximadamente cada 10 años. El 15% de los norteamericanos ha sufrido algún trastorno emocional clínico78.

Los sentimientos expresados en aquel entonces se aplican aún más a la realidad actual, y las estadísticas de ahora son aún más sombrías. En 2002 se les recetaron antidepresivos a casi 25 millones de estadounidenses79. En 2003 los médicos norteamericanos emitieron 213 millones de recetas de antidepresivos80, lo que generó ventas por valor de 13.000 millones de dólares. Eli Lilly informa que desde el lanzamiento en 1988 de su novedosa droga Prozac —primera de un nuevo género de antidepresivos—, 35 millones de personas la han consumido81. En Estados Unidos, el número de suicidios consumados en los últimos 20 años supera al de muertes por sida82.

La depresión es el cuarto factor más importante de la carga mundial de morbilidad y la primera causa de discapacidad en el mundo. Merma agudamente la calidad de vida de las personas y sus familias y en muchos casos agrava otros problemas de salud. Constituye la causa más importante de suicidios —cada año se cobra alrededor de un millón de vidas y provoca entre 10 y 20 millones de conatos de suicidio— y es la tercera causa de muerte entre los jóvenes de 15 a 35 años83.

¿De qué sirve tener la cabeza llena de conocimientos si nos sentimos vacíos, no hallamos paz interior y nuestra vida carece de sentido?

El Happy Planet Index, elaborado con datos de 143 países y publicado por la New Economics Foundation, registra a Costa Rica como el país más feliz del mundo. Paradójicamente, las naciones de Occidente, con su alto grado de prosperidad y abundancia, ocupan lugares mucho más bajos en la lista. El Reino Unido, España y Estados Unidos figuran respectivamente en los puestos 74, 76 y 11484.

Copyright 2020 © Activated. All rights reserved.