No te lo calles

No te lo calles

Estoy convencida de que Dios quiere alentar a las personas; pero en muchos casos hace falta que seamos nosotros los portadores de ese ánimo. Y, aunque no te lo creas, tenemos lo que otros necesitan. ¡Contamos con el Espíritu Santo y con las amorosas palabras de Dios! Podemos ejercer influencia aprovechando el poder que tienen nuestras palabras. No es necesario que sean palabras profundas ni elocuentes: basta con que sean sencillas y satisfagan la necesidad de amor, esperanza, significación y consuelo que tenga la persona a quien se las dirigimos.

Si piensas que no tienes tiempo, ni energías, ni experiencia, o que es poco lo que puedes ofrecer, no te preocupes: a la mayoría nos pasa lo mismo. No obstante, todos podemos enriquecer a los demás por medio de nuestras palabras de ánimo, las cuales nos permiten ejercer influencia  y propagar el amor de Dios donde sea que vayamos. En cinco minutos o menos podemos marcar la diferencia en un paradero de autobús, en el metro, en una tienda, en el trabajo, en el colegio, en línea, cuando salimos a dar un paseo y en miles de circunstancias más.

Podemos preguntarnos: «¿Qué puedo decirle a esta persona que la vaya a ayudar de alguna manera, que le levante el ánimo y le alegre el día, que haga que se sienta apreciada, valorada y digna, que la haga sentirse bien consigo misma y la convenza de que lo que hace es importante?» Después pidámosle al Señor que nos dé fe para decirle lo que sea que Él nos inspire.

Maria Fontaine

Maria Fontaine

Maria Fontaine es —junto con su esposo Peter Amsterdam— la directora espiritual y administrativa de la Familia Internacional, una comunidad de fe dedicada a difundir el Evangelio de Jesucristo por todo el mundo. Es autora de numerosos artículos sobre la vida de fe cristiana. (Los artículos de Maria Fontaine publicados en Conéctate son versiones adaptadas del original.)

Copyright 2020 © Activated. All rights reserved.