Generosidad

Cadena de favores

Últimamente he estado leyendo acerca del movimiento Pay It Forward (Cadena de favores)1. Lo que más me llama la atención de su filosofía es su sencillez. Aun así, no es fácil ser altruista y ayudar a una persona simplemente porque alguien hizo algo por nosotros o porque queremos que el ciclo continúe.

Los dos hermanos

Reza la leyend aque había un monasterio cuyo abad era muy generoso. Jamás negaba alojamiento a un mendigo, y siempre daba todo lo que podía a los menesterosos. Lo extraño del caso es que, cuanto más daba, más próspero se tornaba el monasterio.

Al morir el viejo abad, fue sustituido por otro de carácter totalmente opuesto. Un día llegó un anciano al monasterio pidiendo alojamiento. Adujo que años antes le habían dado resguardo una noche.

Dando se sale ganando

Cuesta mucho menos hablar de la generosidad que practicarla, sobre todo cuando exige algún sacrificio. Por otra parte, la Biblia dice que Dios la tiene en gran estima.

«Jesús se sentó frente al lugar donde se depositaban las ofrendas, y estuvo observando cómo la gente echaba sus monedas en las alcancías del templo. Muchos ricos echaban grandes cantidades. Pero una viuda pobre llegó y echó dos moneditas de muy poco valor. Jesús llamó a Sus discípulos y les dijo: “Les aseguro que esta viuda pobre ha echado en el tesoro más que todos los demás. Estos dieron de lo que les sobraba; pero ella, de su pobreza, echó todo lo que tenía, todo su sustento”»1.

Una mentalidad no primermundista

Casi todos los días me sorprende la suerte que tengo de trabajar donde trabajo. Soy docente en un colegio del centro de la ciudad que atiende a familias de todo el mundo. Estoy en la biblioteca, donde es normal ver en cualquier mesa, estudiando juntos, a cuatro alumnos que representan cuatro continentes, cuatro lenguas y cuatro fes. La ONU podría aprender mucho de mi colegio.

Inversiones celestiales

A mi edad, la gente suele ponerse a pensar seriamente en su futuro. Además de los hijos, la carrera y la vivienda, aparece el tema de los planes de pensión y las inversiones de capital. Hay muchas opciones de inversión, y no es fácil decidir, pues en última instancia nadie puede decirnos con certeza cuál es la mejor. Algunas de las posibilidades que estudié son los seguros de vida, las propiedades y los fondos de inversión, aunque hay muchísimas más.

Capital e interés

Mientras preparaba este número de la revista me llamó la atención un relato muy motivador sobre dos grandes hombres de fe. Lo reproduzco a continuación.

Charles Spurgeon, afamado evangelizador, y George Müller, ladrón convertido al cristianismo que fundó y dirigió cinco orfanatos, vivieron ambos en la Inglaterra del siglo XIX.

Un obsequio para dos hermanos

¿Alguna vez te ha pasado que queriendo hacer algo por ayudar a alguien o ejercer una influencia positiva en el mundo, resulta que tus buenas intenciones fueron saboteadas por tus propios pensamientos y te convenciste de que tus esfuerzos no darían resultado?

Me pasó algo así el verano pasado cuando mi mujer y yo paramos a comer en un restaurante de comida rápida que sirve pollo frito. Después de hacer nuestro pedido llevamos las bandejas a una mesa que estaba en medio del comedor.

La tinaja de aceite y el tanque de combustible

Uno de mis relatos bíblicos preferidos ha sido para mí un faro desde que empecé a trabajar de voluntaria en el extranjero allá por 1978. Desde entonces me ha servido de promesa en la que apoyarme y de recordatorio del que no puedo hacer caso omiso.

<Page 1 of 4>
Copyright 2019 © Activated. All rights reserved.