Caryn Phillips

Caryn Phillips realiza labores voluntarias con los sin techo y otros marginados de la sociedad estadounidense.

Ponerse en los zapatos del otro

Ocurre con mucha frecuencia que no conocemos otro mundo que el nuestro. Ha sido moldeado por nuestras experiencias —los lugares donde hemos estado, la gente que hemos conocido, lo que hemos hecho—, así como por nuestros hábitos, normas y aspiraciones. Cuando vemos a un hombre durmiendo en el umbral de una puerta o a una mujer que pide ayuda arrastrando las palabras, comparamos su situación con nuestro mundo. A veces nos imaginamos que alguien en ese estado tiene que haber cometido errores garrafales.

Mi oración por ti esta Navidad

Hola. Me dirijo a ti con mucho cariño. Ningún regalo podría llenarte el corazón de tantas bendiciones como mereces. Por eso esta Navidad te ofrezco una oración: pido a Aquel que nos conoce a todos que te dé lo mejor de lo mejor. En primer lugar, ruego que tengas felicidad; no una felicidad motivada por algún acontecimiento o por una adquisición muy anhelada, sino una dicha profunda y constante que no dependa de ningún acontecimiento extraordinario.    

Una curación distinta

Hay quienes sufren largas enfermedades que no desaparecen instantáneamente cuando se suplica por su mejoría. Yo soy una de esas personas que Dios no ha considerado oportuno sanar enseguida. Si bien existen medicamentos para aliviar los peores síntomas de los desórdenes del sistema inmunológico y otras dolencias crónicas que me aquejan, mi caso no tiene cura. Para mí el milagro consiste en contar con la asistencia y el consuelo de Dios en mi estado de mala salud permanente. Él me ha dado una vida feliz y productiva a pesar de que sigo bastante enferma.

Cuando los conflictos son positivos

La sinergia —el trabajo en conjunto de dos o más personas con resultados superiores a la suma de los efectos y capacidades individuales— es un término que se ha puesto muy de moda en el ámbito laboral. Hemos oído hablar de toda suerte de beneficios del trabajo en equipo. Si se conjugan las aptitudes de todas y se trabaja codo a codo, se obtienen más ideas, más esfuerzo y mejores resultados. Dos más dos no siempre suman cuatro; trabajando en equipo pueden sumar seis u ocho.

Copyright 2021 © Activated. All rights reserved.