Gabriel García Valdivieso

Gabriel García Valdivieso —que firma algunos artículos con el seudónimo de Gabriel Sarmiento— es director de la revista Conéctate. Tiene una larga trayectoria como traductor e intérprete. Es además profesor, locutor, redactor de artículos motivacionales y escribe poesía. Ha vivido en tres continentes y desde hace 40 años es misionero voluntario de La Familia Internacional. En su cuenta en Twitter publica noticias, frases y reflexiones: @gabiconectate.

El enigmático plan

Tal vez hayan oído el relato del joven que cometió un grave error y que le costó a la empresa en que trabajaba la nada desdeñable suma de un millón de dólares. El muchacho estaba hecho un manojo de nervios. Al cabo de unos días ocurrió lo que temía: sus jefes lo mandaron llamar.

—Habiendo gastado un millón de dólares en su capacitación —le dijeron—, ¡que no se le vaya ocurrir renunciar!

Falta, falta amor

«En la tierra del dolor hace falta corazón, hace falta mucho, mucho amor… Ama a tu hermano… Falta, falta amor… falta, falta corazón.» Letra del famoso tema del cantante colombiano Juanes, que retrata la gran necesidad de amor que vivimos. Todos necesitan amor (Everybody needs love), coreaba otra canción de los sesenta.1 Y es que con tantos conflictos sociales, con tanta violencia desatada, con tanto grito destemplado y tanta vociferancia, con esta pavorosa pandemia que nos ha azotado, con el virus del egoísmo y el egocentrismo que nos aqueja y tantos otros males de la época, lo que más falta hace es amor…

Lo pasado, olvidado, y lo futuro, esperado

Cada nuevo año trae sus particulares desafíos, alegrías y penas, cómo negarlo. Dejamos atrás cargas y estorbos pasados —o por lo menos abrigamos esa ilusión— y nos embarcamos hacia una nueva etapa de esta travesía que es la vida. Dios no nos suele revelar el futuro, pero sí nos hace saber que permanece a nuestro lado y nos acompaña a cada paso de nuestro azaroso camino.

La presencia

La bondad y misericordia divinas fluyen como un torrente por el texto del Antiguo Testamento. Pongamos por ejemplo este verso de uno mis Salmos favoritos: «El Señor es clemente y compasivo, lento para la ira y grande en amor».1

El factor Dios

En Dios en el banquillo, el gran apologista cristiano del siglo pasado, C.S. Lewis, incluyó un ensayo titulado «Respuestas a preguntas sobre el Cristianismo». Uno de los interrogantes indagaba sobre cuál de las religiones del mundo ofrecía a sus seguidores la mayor felicidad, a lo cual Lewis ofreció esta famosa respuesta:

El secreto del Maestro

Este año hemos sido testigos de un trance inédito en nuestra vida: una proporción sin precedentes de la población mundial se ha visto gravemente afectada por la crisis de salud producto del COVID-19. Muchos todavía no se reponen y sufren aún las repercusiones de la pandemia.

Compenetrarme con Jesús

En mi dilatado anhelo de conocer mejor a Jesús he llegado a la simple conclusión de que la vía más accesible para ello es leer los Evangelios con regularidad, tratar de llevar a la práctica Sus enseñanzas y emular Su ejemplo.

La renovación del alma

En algunos aspectos, la renovación del alma por la acción de Jesús es similar a la renovación de una vivienda deslucida y deteriorada, a cargo de uno de esos equipos de expertos restauradores que protagonizan esos programas de reconstrucción total en televisión. Ustedes los habrán visto. Los innovadores superestrella ingresan con ánimo jocundo en un recinto desvencijado y lo recomponen y redecoran hasta que queda casi irreconocible.

El amor lo conquista todo

En Juan 13:35 dice: «El amor que tengan unos por otros será la prueba ante el mundo de que son mis discípulos.»1 De buenas a primeras la tarea no suena muy difícil. La palabra amor, sin embargo, además de estar bastante trillada y manoseada, tiene muchos matices. Lo más elocuente es explicarla con acciones. Ahí la cosa se complica. ¿Hasta qué punto te sacrificarías para demostrar amor a los que te rodean?

Esa grandeza tramposa

Cuando piensas en grandes hombres y mujeres, ¿qué suerte de personas se te vienen la cabeza? Muchos quizá traeríamos a colación a destacados deportistas, escritores de libros de gran éxito editorial, actores o actrices de relevancia, músicos, artistas o políticos destacados. Es lo más natural: Esas celebridades suelen acaparar los medios de difusión que día y noche nos saturan con un caudal de información sobre sus vidas, ideas, hábitos y preferencias.

<Page 1 of 19>
Copyright 2021 © Activated. All rights reserved.